Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
Proofread
[00:00:05]

Fortitude for change the next yes we got homo y estamos hipó ideas papí.

[00:00:17]

O Coachees Ward Humphrey liberó a Buyers, Fulford Moyers, a Barack Obama. Bienvenidos a For More Years, el podcast de Hispanica Ussel y la cadena SER, que recorre siete décadas de campañas electorales en Estados Unidos. Hoy. 1968. Nixon contra Humphrey el año 1968 en Estados Unidos estuvo marcado por los asesinatos de Martin Luther King y de Bob Kennedy. La muerte de este último afectó mucho al Partido Demócrata de aquella estaba dividido por la guerra de Vietnam en aquellos días combatien allí medio millón de jóvenes estadounidenses, la cifra más alta en todo el conflicto.

[00:01:05]

Con estos antecedentes, la Convención Demócrata de aquel año estuvo rodeada de numerosos altercados y protestas. Finalmente salió elegido Hubert Humphrey, que, pese a ser el vicepresidente, no transmitía la seguridad necesaria para unificar el partido y encarrilar la situación del país. Los republicanos, por su parte, presentaron a un viejo conocido de la opinión pública, Richard Nixon, que este año se definió como el candidato de la mayoría silenciosa. Como curiosidad, en esta campaña de 1968 hubo un tercero en discordia.

[00:01:41]

George Wallas se presentó como independiente con esa misma etiqueta, la de ser el auténtico representante de la mayoría silenciosa y con un programa conservador con el que pretendía recuperar el orden en tiempos tan convulsos. Una apuesta en la que Nixon también le llevaba cierta ventaja.

[00:02:01]

7 de noviembre de 1962, Richard Nixon anuncia su derrota como candidato a gobernador de California. En su discurso dedica unas palabras a los periodistas con los que nunca ha tenido una buena relación. Le van a echar de menos. Les advierte. Ya no podrán atacarle. Será, afirma Nixon. Su última rueda de prensa.

[00:02:22]

Jamás llegan a mi mente. Yo no voy a hablar de que acaba llamavan de sus malas guppy.

[00:02:31]

La historia nos dice que aquella no fue su última intervención pública. Ocho años después, el 8 de agosto de 1968, Richard Nixon aceptaba ser el candidato republicano en las elecciones a la Casa Blanca de noviembre de ese año. Hay quien habla y no van a dejar de hablar.

[00:02:53]

Tras la clamorosa derrota de Barry Goldwater cuatro años atrás, muchos republicanos animaron a Nixon a presentarse a las primarias del partido de 1968. Necesitaban un candidato con su experiencia si querían derrotar a Lyndon Johnson. Cuál sería la sorpresa cuando el 31 de marzo, en un mensaje televisado, el presidente Johnson anunció que no se presentaría a la reelección?

[00:03:17]

Aggiornarse?

[00:03:21]

No A-B-C ser de Naaman a Heterónoma for Donald Trump, en la decisión de Johnson empezaron sus pobres resultados en las primarias de New Hampshire, provocados a su vez por la percepción cada vez más negativa que la opinión pública tenía de la guerra de Vietnam. Tras el interregno demócrata de Johnson, parecía llegada la hora de coronar al príncipe heredero de Camelot. Bobby Kennedy, quien había anunciado su candidatura dos semanas antes de que Johnson retirase la suya.

[00:03:52]

Ganas de seis ordinary la irresistible ascensión de Bobby Zeferino el 5 de junio, después de ganar las primarias en California. Cuando surjan, bichear a Sir Sam, un joven palestino residente en los Estados Unidos, disparó contra él en un hotel de Los Ángeles asesinando.

[00:04:17]

Cada cuatro años de estar Canaleja, más allá de la carrera de venta, tras la renuncia de Johnson y el asesinato de Bobby Kennedy.

[00:04:29]

El candidato favorito por las bases demócratas era Eğitim McCarthy. Sin embargo, el aparato del partido finalmente se impuso eligiendo al vicepresidente Hubert Humphrey en la convención celebrada en Chicago en agosto de 1968.

[00:04:43]

Estrechada. Bonaire. Vitta bablemente. A Harley, excepto la manilla en aquí no todo fueron aplausos para enfre, los seguidores de Makar MacCarthy no aceptaron de buen grado que el criterio de los barones del partido prevaleció ese sobre el suyo. Durante la convención se registraron abucheos, forcejeos y desalojos. Eso dentro del recinto. Fuera en las calles, 12000 policías, 7500 soldados y 5000 miembros de la Guardia Nacional se empleaban a fondo para evitar que los yuppies o miembros del Radical Youth International Party tomaran al asalto el anfiteatro donde los demócratas celebraban su convención, protestaban por la guerra de Vietnam, la pobreza, el racismo y otras enfermedades sociales, como las llamaban los disturbios, se saldaron con cientos de heridos, tanto del lado de los manifestantes como del de las fuerzas del orden.

[00:05:50]

Como si nada de esto fuera suficiente, tan frí tuvo que hacer frente a una escisión en su partido, la liderada por George Wallas, gobernador de Alabama. Como tantos demócratas sureños buenas, era contrario al Acta de Derechos Civiles aprobado por la Administración Johnson cuatro años atrás, en 1964. La medida facultada al Gobierno federal a poner fin a la discriminación por motivos de raza todavía vigente en el sur, a lo que igualas se opuso en un célebre discurso de 1963 de que el pasado.

[00:06:28]

En la campaña de 1968, además de un retorno al anterior statu quo, Goulash también propuso devolver el control del sistema público escolar a los Estados. Restaurar la ley y el orden en las calles. Cerrar el grifo de la ayuda exterior a los países no amigos y salir honrosamente del avispero de Vietnam. Casi diez millones de electores, el trece coma cinco por ciento del total votaron por Wallas, que ganó en cinco estados, todos del sur. Desde 1924 ningún candidato independiente había obtenido tan buenos resultados.

[00:07:01]

Con todo, George Igualas quedó el tercero de tres detrás de Cúper Anfi y de Richard Nixon, que resultó vencedor en parte por haber tomado nota del desencanto sureño, lo que no quiere decir que Nixon compitiera con Wallas por el voto segregacionista. De hecho, uno de sus anuncios de campaña era un alegato contra el racismo.

[00:07:20]

En el video, Nixon decía que cuando miraba la cara de un niño no veía razas ni orígenes. Veía sólo un niño americano llamada Pinchao, sin desdeñar del todo al votante Blanco Dorantes, del viejo orden de las cosas.

[00:07:36]

La estrategia sureña de Nixon fue más allá, saliendo al encuentro de la masa poblacional que a partir de los años 40 había comenzado a desplazarse del norte al sur de los Estados Unidos, principalmente por razones sociales y económicas. Se trataba de una nueva clase media con espíritu de frontera colonizadora de los suburbios. Amante de su familia y de su país. Convencida de que la disciplina y el sacrificio todo lo podían. Desconfiada del gran gobierno y las grandes corporaciones. Respetuosa con la ley, temerosa sólo de Dios.

[00:08:08]

Nixon acumulaba más méritos que ningún otro para presentarse ante estos votantes como su candidato. También supo aprovecharse de los puntos débiles de su principal rival, Anfi, cuyo liderazgo discutían incluso en las filas de su partido, como quedó patente en la Convención de Chicago.

[00:08:25]

Así, uno de los spots políticos más polémicos de los republicanos se tituló Precisamente Convention. En él se alternaba una popular canción americana, Judd Timming de Old Town Tonight con una música estridente. También se alternaban imágenes de la caótica Convención Demócrata de Chicago. El desastre de Vietnam. Disturbios callejeros y familias en riesgo de exclusión con imágenes de un sonriente anfi. Como si nada de aquello fuera con él. Para el equipo de campaña de Nixon, en cambio, el responsable del desastre era Anfi, quien se dió por aludido exigiendo la retirada inmediata del spot.

[00:09:02]

A lo que los republicanos accedieron tras haber pagado una única vez por su emisión. No hizo falta más, pues fue tanta la polémica generada que varios programas de máxima audiencia lo dieron gratis debido a su interés informativo.

[00:09:16]

Convention. Fue obra del documentalista Eugene Johns, que también produjo muchos otros videos de la campaña republicana. Además del tono rompedor e irreverente, todos compartían factura técnica, alternando sordidez y esperanza en las imágenes y armonía y disonancia en los sonidos, según se hablara de demócratas o republicanos. Los montajes de Ayin John-John presentaban a Joubert Can Fly como un hombre incapaz de mantener unido y en orden su partido. Cómo iba a ser capaz, por tanto, de mantener unido y en orden su país y además hacerlo prosperar?

[00:09:51]

Por no hablar de liderar el mundo libre y garantizar su paz y seguridad. De verdad estaba preparado para ser comandante en jefe de la primera potencia militar? Alguien incapacitado para hacer morder el polvo a un ejército de tercera de un país perdido del sudeste asiático?

[00:10:08]

Richard Nixon, en cambio, lucía como el héroe de la mayoría silenciosa frente a la juventud contestataria y las minorías organizadas.

[00:10:17]

El único capaz de restaurar la ley y el orden en las calles del país. Pacificar el mundo, llevar la concordia allá donde había desunión, garantizar la prosperidad y tomar las decisiones correctas cuando todo alrededor parecía tambalearse.

[00:10:31]

Su propuesta al pueblo americano la resumía una frase de cierto regusto que mediano No os pido que le déis algo a vuestro país. Os pido que hagáis algo con vuestro país. Nixon pronunció esta y otras frases en el marco de una estrategia de campaña diseñada para ahorrarle cuantos más riesgos, mejor. Por eso, los impactantes spots de un minuto ideados por Aydin John's y los espacios de una hora producidos por Rogge Trails, futuro fundador de la Fox, en los que Nixon respondía a las preguntas de ciudadanos anónimos cuidadosamente seleccionados, eso sí, para que no le pusieran en un aprieto.

[00:11:05]

Esta era también la razón por la que el republicano redujo al mínimo sus ruedas de prensa y se negó a un debate con Camry, habida cuenta de su mala experiencia. Ocho años atrás, con Kennedy, el actor y Jim Marchal, uno de los apoyos de Enfrie durante la campaña, se agarró a la negativa del republicano a debatir para negar que existiera un nuevo Nixon más en sintonía con los tiempos que corrían, como sostenían algunos para Marcial. La única diferencia era que Nixon antes debatía y perdía, mientras que ahora no debatía y pretendía ganar, pero no unió un ex.

[00:11:37]

Obedecemos, dexo hasta Humphrey. Por otro lado, tampoco le venía mal que Nixon reuniera a debatir con él. Al fin y al cabo, Can Fly había sido vicepresidente de una administración impopular con pocos logros que vender ante la opinión pública.

[00:11:51]

Por eso centró su campaña en algo tan viejo como ensalzar su figura y denigrar la de su rival de si mismo. Llegó a decir que la inquietud por los derechos civiles le venía desde la cuna a Nixon. En cambio, Caffrey no le creía capaz de tanta sensibilidad social y menos desde tan temprana edad.

[00:12:09]

Más bien llegó a acusarle de haber perdido todo sentido de los valores, ya valioso para el equipo de campaña demócrata. Esa pérdida de sensibilidad era la que hacía que Nixon no tuviera prisa en firmar el Tratado de no proliferación de armas nucleares, auspiciado por Naciones Unidas. A la larga, esa desidia podía llevar a la Cuba de Fidel Castro a disponer de la bomba atómica de Walt Brabham, no?

[00:12:36]

Y quien decía Cuba decía Cualquier otro país enemigo de los Estados Unidos han redactas una TBA bloquearé.

[00:12:44]

Este anuncio podía recordar a aquel otro de la campaña de 1964 en el que Johnson insinuaba que su rival republicano, Water, podía desencadenar una guerra nuclear. El video se titulaba Deisy y llevaba la firma del publicitario Tony Sparks, a quien volvemos a encontrar en la campaña de 1968, también del lado demócrata. Sólo que en un registro más humorístico que el de cuatro años atrás. Suyo es este spot en el que un votante cualquiera tiene noticia de que el número 2 del ticket republicano es espiró, al menos en ocasiones.

[00:13:18]

Sin embargo, es cierto eso de que quien ríe el último ríe mejor.

[00:13:24]

El 5 de noviembre de 1968, 31 millones 710 1470 americanos convirtieron a Richard Nixon en el trigésimo séptimo presidente de los Estados Unidos. Esa noche, Nixon confesó a sus seguidores que después de perder por poco una elección presidencial y ganar otra, también por poco estaba en disposición de decir que era mucho más divertido ganar Abengoa.

[00:13:49]

Juzgadora, Abengoa. Bueno, bueno. Hola, Morfa. For more years El vodka sobre la historia de las campañas electorales en Estados Unidos de Hispanic Council y la Cadena SER.