Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
Proofread
[00:00:07]

Hola, soy Paco González y estoy aquí solo para presentaros algo que no tiene nada que ver con tiempo de juego.

[00:00:14]

Aquí comienza el rincón de Pepe. Es la otra radio de Pepe Domingo Castaño. Bienvenidos al Rincón de Pepe.

[00:00:30]

Es un rinconcito pequeño, pero muy apañado. Aquí tengo montón de palabras. Aquí tengo un montón de canciones. Aquí tengo mi pequeño corazón. Aquí tengo el micrófono. Entonces lo voy mezclando todo. Hago un totum revolutum. Y me sale el rincón de Pepe. Si queréis acompañarme para mí. Es un placer que compartáis canciones y palabras que han significado algo en mi vida y que espero que signifiquen algo también en la vuestra. Os he contado alguna vez que Radio Centro fue mi primera emisora emisora seria en Madrid?

[00:01:21]

Don Manuel Subaste, que era su director, me dio la gran oportunidad de mi vida. Elías Rodríguez Varela, una de las grandes voces de la publicidad en España, y Félix López, tristemente desaparecido, ayudaron a que yo empezase a forjar mi futuro en aquella radio centro. Las tardes en Disco Parada armábamos la marimorena con un programa loco y desmadrado en el que todo tenía cabida. Recuerdo que venían los cantantes y los grupos con su disco Bajo el brazo a presentarlo en directo en una fiesta continua de radio y de cariño.

[00:02:10]

Por allí pasaron todos. Todos los grandes. Y a todos les dábamos la oportunidad de que les conocieran a nivel nacional. La emisora estaba en uerta 73, en el mismo edificio del diario Pueblo. Bueno, te cruzabas en el ascensor con los grandes periodistas de entonces José María García, Raúl del Pozo, José Antonio Plaza, Alfredo Amestoy. Manuel Marlaska estaban todos. Dirigía el periódico a Emilio Romero y era un boom en aquellos años. Salía por la tarde, no recuerdo.

[00:02:54]

Entre los aspirantes a la fama que venía con su disco estaba un cantante con el que entablé una muy hermosa amistad. Víctor Manuel, un asturiano in muy modosito, que hablaba poco, que se sentaba en una esquina del estudio esperando su turno y que se presentó por primera vez con un disco que se titulaba El cobarde. Y luego con otro que se titulaba La romería, que fue su primer gran éxito. Supongo. Que él estará tan contento como yo de recordar aquello.

[00:03:36]

Recuerdo que hasta llegó a cantar en mi boda con María Luisa Seco en la iglesia de los Dominicos de Alcobendas. Con una sartén y cantando una canción típica de las bodas asturianas. Tremendos recuerdos aquellos. Luego Víctor se hizo grande con canciones de altura, y su abuelo Víctor, por ejemplo, fue la demostración de que dentro de aquel guaje con cara de niña en que venía a Disco Parada, había una artista como la copa de un pino.

[00:04:31]

Sentado en el suelo por. El pitillo apagado entre los labios. Con las bobinas caladas en la mano, una Baradero. Que el verano. Qué recuerdos sufren vivencias? Que las primaverales. El olor de la pólvora mojada o el sabor de Nicaragua. Cada día yerran los que yo soy el amor.

[00:06:07]

Esperar el? La mirada clavada en es su amigo más tembloroso.

[00:06:41]

Rebuscando tabaco y como siempre, murmurando. Variable. Tabaco, el abuelo allá y Abraham le mostró binary.

[00:07:31]

Hay canciones que marcan el comienzo de una gran amistad. Yo tengo una particularmente importante en ese aspecto. Soledad. Cuando la escucho. Me vienen a la mente momentos mágicos de mi vida. Cuando un día me llamó a mí alcalde, entonces gran jefe de Belter. Para pedirme que presentara en Madrid a un cantante nuevo andaluz. Que venía de Barcelona y en el que la compañía confiaba a muerte. Se llamaba o se llama Emilio José? Me envió su disco.

[00:08:13]

Lo escuché, me gustó mucho, aunque me dio la impresión de que se parecía demasiado a Juan Manuel Serrat. Y acepté el encargo. Y una noche, en aquel bombín, una discoteca que estaba en el Hotel Meliá Madrid, en la calle Princesa, que dirigía y llevaba mi recordado e inolvidable José Luis Uribarri. Presenté a Emilio José ante la flor y nata de la crítica musical madrileña. Luego nos hicimos amigos de verdad y luego vino todo lo demás.

[00:08:53]

El Festival de Benidorm de 1973, donde triunfó con Soledad. Y le tengo que agradecer a Emilio que compusiera para mí, con letra de mi hermano Fernando, una canción de niña, aquella del pantalón vaquero y la camisa de cuadros, con la que en mil novecientos setenta y cinco empecé mi aventura como cantante y que tantas alegrías nos dio. Seguimos siendo muy amigos. De cuando en cuando nos vemos. Y hablamos de lo que habla todo el mundo, de la vida, de la música.

[00:09:36]

Y sobretodo, mantenemos en pie la emoción de aquella noche mágica del bombín en la que empecé. A vivir también su propia aventura. La de un chaval de Fernán Núñez. Que vino a Madrid a cumplir su gran sueño ser cantante y aún lo sigue viviendo con toda intensidad y todo gracias a un eterno nombre de mujer. Era. Soledad es tan tierna como. Amapola, que vivió siempre en el trigo, sola, sin necesitar de nadie. Ay, mi soledad!

[00:10:47]

Es criatura primorosa. Que no sabe que es hermosa. Ni sabe de amor ni engaños. Ay, mi soledad!

[00:11:06]

Vive como otra cualquiera en la aldea donde naciera. Pero yo la quiero así, distinta, porque sincera. Distinta, porque sincera es más. Donde es feliz vive mi soledad. Tu soledad es tan bella como una paloma y tan clara como el sol que asoma por entre los matorrales. Ay, mi soledad! Soledad es criatura primorosa, que no sabe que es hermosa, ni sabe de amor ni engaños. Ay, mi soledad! Vive como otra cualquiera. En la aldea donde naciera.

[00:13:00]

La Bako, se llora y ríe Ay, mi Sole! Yo la quiero así, distinta, porque si. Distinta Cortes Gimpera. Es natural, como el agua que llega corriendo alegre de. Aunque no sabiendo ni a dónde va, es feliz, vive mi soledad.

[00:14:04]

El técnico que está grabando este rincón de Pepe José Antonio Hernández. Sabe bien cómo eran aquellos tiempos. Porque él pertenecía al equipo promocional de Belter e iba con Emilio. Conmigo o con todos los artistas de Belter, de emisora en emisora. En mi caso, promocionando aquella niña del viste pantalón vaquero. Y hay que reconocer, querido Hernández, que no nos lo pasábamos nada mal. Y yo creo que me lo sigo pasando igual de bien, aunque tenga ya una tranca de años.

[00:14:47]

Que no se puede permitir. Pero bueno. Y hace años. Estoy metido ya fuera de la música, en el mundo del deporte. Pero sigo añorando aquellos tiempos en los que la música era toda mi vida. Programas que se hicieron grandes gracias a la música. El gran musical. Que hacíamos en una discoteca en la calle Hilarión Eslava de Madrid, que se llamaba Cassette. Con más de 500 fans cada domingo por la mañana a las 12. Con mi queridísimo Joaquín Luqui.

[00:15:26]

Luego el diario musical Ser. Con Fernando Salaverry, la disco Parada de Radio Centro inolvidable. Bozes a 45 en la televisión, donde todos los cantantes cantaban en directo por primera vez. Recuerdo, especialmente en aquellos años, el día en que un amigo me trajo de Londres un disco para que lo estrenaste oficialmente en España y en mi programa, que entonces eso te daba mucho lustre. El disco, la canción era de un grupo de un nombre raro que costaba trabajo pronunciar Creedence Clearwater Revival y la canción Prometeré.

[00:16:15]

La tuve entre mis manos temblorosas y me embargaba la emoción al presentarlo sabiendo que era una exclusiva y que en ese momento nadie había escuchado nunca en España esa canción. Luego aquella canción y aquel grupo se pusieron al frente de las listas de éxito. Durante mucho tiempo, pero yo siempre he presumido y lo sigo haciendo. De haber estrenado en España aquel impresionante prometí que aún hoy me sigue sonando a gloria bendita.

[00:19:51]

A mí siempre me gustaron mucho los grupos musicales y todos tenemos nuestros favoritos. Cuando me preguntan cuáles son los grupos musicales que más me gustaron o me gustan. Siempre repito los mismos, claro. Los de mi época. Porque los nuevos hay muchísimos, pero. Yo siempre prefiero recordar lo que me hicieron tilín con sus canciones Los Beatles. Dios mío! No, no podrá haber nunca nadie como ellos. Ni como lo roli, aunque sigan siendo todavía primeras figuras.

[00:20:30]

Los Beach Boys inolvidables, los chicos de la playa, los animals de Animals, The House of the Rings, Sam Proco Aurum con su blanca palidez, los juu. Hollis Status Quo. Y casi siempre hago una parte con cuín. Me parecen los más grandes en todos los aspectos. Aquí no hay que verlos y sentirlos en directo. Yo tuve la oportunidad de vivir una canción suya en Toulouse. Recordáis que entonces os contaba en un rincón de estos días?

[00:21:13]

Que las compañías invitaban a los periodistas musicales, a los jockeys. Entonces, como yo. A viajar a un lugar de fuera de España para ver artistas y una de esas invitaciones fue ir a tu luz. A ver a King en directo. Recuerdo muchísimo compañeros que ya no están y que fueron conmigo aquel día. Joaquín Nucky a la cabeza. Mi querido Nonito Pereira, que se nos fue hace menos de un año en La Coruña, donde era el rey de la música.

[00:21:51]

Nos fuimos juntos a disfrutar de la mejor banda del mundo. El espectáculo fue inolvidable. Yo nunca he visto nada igual en un escenario. El despliegue de luces, la soberbia adaptación del escenario, el sonido espectacular, la voz increíble de Freddy Mercury hicieron de aquella noche una de las más felices musicalmente de toda mi larga vida. Por eso, en mi lista de grandes grupos de siempre, aparte de los que he nombrado, estarán encabezando la. Ellos, Qhuinn, a quienes una noche grande en Toulouse tuve la oportunidad de escuchar y aplaudir en directo.

[00:22:38]

Todavía tengo un caliente en mis oídos, las mejores notas de aquella noche.

[00:22:50]

Si es que. Turkana, quien? Forma chirigota, chiste, baba. Fichas de? Infartante. Te llamas Boris en chino? Canali. Hay sillos de tu silueta tantas buscáramos belio chuka pantanosas aposentar.

[00:25:09]

Galileo Galilei, pegador. Peril. Dónde está el bolso chico y chica, chico, chico es mi chico.

[00:25:40]

5. Mamma mia, mamma mia, dialectico presente por mi. Comí, comí. Wozzeck nace relinda. Relindo él. Ay, qué recuerdos! Alguien me ha comentado. Roberto Carlos, el gran cantante brasileño. Va a empezar a venir con más frecuencia a España a cantar en directo. Qué es lo suyo? Un gran cantante que durante mucho tiempo fue visitante asiduo en nuestro país. Y que últimamente había dejado de venir. Que vuelva a emocionarnos en directo.

[00:28:14]

Es una gran noticia para mí y para el resto de fans que tiene en este país. Fui muy amigo de Roberto Carlos en mis tiempos musicales, juntos nos corrimos muchas y buenas juergas en el Madrid. Entonces. Por qué a él le gustaba mucho la vida y aquel Madrid estaba lleno de vida. Y de tentaciones. Y no poder olvidar nunca un detalle que tuvo conmigo al darme en exclusiva uno de sus temas más conocidos un millón de amigos para que lo estrenaste en España.

[00:28:56]

Me lo dio en un festival que se celebraba en Chile, en Viña del Mar. Una ciudad preciosa al lado del mar. Lógicamente. Allí nos reuníamos un grupo de españoles invitados por el festival para formar parte del jurado. Y nos volvíamos locos con las langostas. Con las machas, con los locos, que era el marisco típico de aquella zona de Chile tan maravillosa. Allí actuaba Roberto Carlos como gran estrella. Salió al escenario, fue cantando sus temas más conocidos y de pronto empezó a cantar esta canción.

[00:29:43]

La gente. Del escenario de Viña del Mar. La Quinta Vergara empezó a encender cerillas y mecheros en un espectáculo inenarrable. Todos nos emocionamos con Roberto y al terminar su actuación vino hacia mí. Nos abrazamos y me regaló un disco firmado y dedicado para que fuese yo el que lo estrenaste en España. Fue un detalle que siempre le he agradecido al hombre de un millón de amigos. Yo sólo quiero mirar los campos. Yo sólo quiero cantar mi canto, pero no quiero cantar solito.

[00:30:44]

Yo quiero un coro de pajaritos.

[00:30:47]

Quiero llevar este canto a mí, a quien lo pudiera necesitar.

[00:30:54]

Yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte, poder cantar.

[00:31:01]

Yo quiero tener un millón de amigos y así, más fuerte, poder cantar.

[00:31:22]

Yo sólo quiero un viento fuerte, llevar mi barco con rumbo norte y en el trayecto voy a pescar para dividir luego al arribar.

[00:31:36]

Quiero llevar este canto a mí, a quien lo pudiera necesitar.

[00:31:42]

Yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte, poder cantar. Yo quiero tener. Ya de amigos y así más fuerte poder cantar. Yo quiero creer la paz del futuro. Quiero tener un hogar sin mundo. Quiero a mi hijo pisando firme, cantando alto, sonriendo libre. Quiero llevar este canto amigo a tiempo, puti. Si yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar, yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar.

[00:33:02]

Sentir calor de una mano amiga. Quiera mi hermano sonrisa al viento verlo llorar, pero de contento quiero llevar este canto a mi amigo, a quien? De amigos y así más fuerte poder cantar. Yo quiero tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar. Venga conmigo a ver los campos. Cante conmigo también mi canto.

[00:33:54]

Pero no quiero cantar solito, yo quiero un coro de pajaritos, quiero llevar este canto, amigo, a quien lo pudiera necesitar.

[00:34:07]

Yo quiero tener. Un millón de amigos y así más fuerte poder cantar yo quiero. Así más fuerte poder cantar. Yo quiero tener. Más fuerte poder cantar yo? Llévate. Mi amigo así hablaba yo hace un rato de langosta, de comida. A mí me ha gustado siempre comer y comer bien. Comida normal, no comida sofisticada. Uno de mis restaurantes favoritos es Casa Lucio, donde se come de lujo y se puede ver al todo Madrid. Por allí desfilan todos los grandes personajes que vienen a Madrid.

[00:35:03]

Recuerdo una noche muy especial, de las más grandes vividas, el Lucio con el gran Facundo Cabral. Me lo presentó otro argentino grande, Alberto Cortéz, desaparecido hace bien poco y a quien nunca olvidaré. Aquella noche me comunicaron que habían unido sus fuerzas para montar un espectáculo titulado Lo cortés no quita lo Cabral con el que iban a recorrer España y América de punta a punta. Estaban emocionados a contármelo y no era para menos. Unir en un mismo espectáculo la calidad y la categoría de dos figuras enormes como Alberto y Facundo, era una idea extraordinaria.

[00:35:54]

El estreno en España fue todo un bombazo. La gente estaba sorprendida por la categoría de un show que destilaba humor, música, originalidad, profundidad, atrevimiento. Tuve la oportunidad de charlar largo y tendido con aquél. Facundo Cabral, cachondo y sorprendente. Que vivía la vida con sorna e incredulidad. Aprendí mucho de él. Después de muchos años de éxito total, Alberto y Facundo se separaron para no juntarse jamás. Todos salimos perdiendo. Hace algunos años. Facundo Cabral se fue para siempre.

[00:36:45]

Pero yo recuerdo cuando me hablaba de lo pendeja que era la gente. Y de que este era un mundo lleno de pendejos. Yo lo tengo aún muy cerca, mirando la vida como. Como sólo saben mirarla. Los que tienen algo que vivir. Me gustan los que se callan. Y me gustan los que canta. Y de tanto andar conmigo me gusta lo que me pasa. Me pasan cosas como ésta, aunque no tenga importancia andar contándole a todo todas las cosas que pasa, porque uno no vive solo y lo que a uno le pasa le está sucediendo al mundo.

[00:37:41]

Única razón mi casa, pues todito es tan perfecto, porque perfecto es Dios. Que se mueve alguna estrella cuando arranco una flor. Por eso, si hay uno, hay dos. Supe del diablo la noche que al hambriento dije no! También esa noche supe que el diablo es hijo de Dios. Ando solo por la vida, con un tono y dominante modestamente Kantor, sin pretensión de enseñar, porque si el mundo de Redon. No sé que es ir adelante.

[00:38:25]

Andar y andar siempre andando, nada más que por andar. No vine a explicar al mundo, sólo vine a tocar. No quiero juzgar al hombre, al hombre. Quiero contar. Mi condición es la vida y mi camino. Cantar, cantar y contar la vida es mi manera de andar. Un día llegué a Tandil y conocí a un anciano que a falta de inteligencia, se le dio por ser muy sabio. Le pregunté por Jesús. Una noche, un lindo viejo, y ahí mismo lo conocí.

[00:39:08]

Cuando me alcanzó un espejo. Yo bailo con mi canción y no con la que me toca. Yo no soy la libertad, pero si es que la provoca. Si ya conozco el camino, para qué voy a andar al costado? Si la libertad me gusta, pa qué voy a vivir de esclavo? Elegir? Yo siempre elijo más que por mí, por mi hermano. Y si he elegido ser águila fue por amor, recusar. Prefiero seguir a pie y no en caballo prestado, alguien por una manzana.

[00:39:51]

Siempre que donde jugar. Siempre se llega primero el que va más descargado. El día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues velar a un cantor con una milonga alcanza. Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario, porque el que acepta un halago empieza a ser dominado. El hombre le hace caricias al caballo para montarlo. Perdón si me pasé y me puse Moralejo. Nadie puede dar consejos. No hay hombre que sea tan viejo.

[00:40:35]

Me pongo el sol al hombro y el mundo es amarillo. Me gusta andar, pero no sigo el camino, pues lo seguro ya no tiene misterio. Me gusta ir con el verano muy lejos, pero volver donde mi madre en invierno. Y ver los perros que jamás me olvidaron y los caballos y los abrazos que me dan mis hermanos. Me gusta, me gusta, le gusta. Luego se calzó. Alicia. Las palomas, el buen cigarro y la guitarra española.

[00:41:33]

Saltar paredes y abrir las ventanas si cuando llora la mujer. Me gusta el vino tanto como las flores y los conejos, pero no los tractores. El pan casero y la voz de toro Vitis. Y el mármol Janto de los pies. No soy de aquí. Ni soy de allá. No te huevá. Ni por venir y sé feliz. Es mi color. No me gusta estar tirado. Siempre en laurel o en bicicleta perseguirás Manué o todo el tiempo para ver las estrellas con la María en el trigo.

[00:42:55]

No soy de aquí ni soy de allá, no tengo edad ni por venir y ser feliz. Identidad. Laura. Cómo nos gustaba Londres en aquellos años! Una ciudad atractiva, singular. Ir a Londres era ir al centro neurálgico de la moda y de la actualidad. Lo es ahora y lo era antes, cuando éramos unos mocitos soñadores, y de cuando en cuando íbamos a Londres a empaparnos de europeísmo. Es uno de aquellos viajes, lo hicimos en compañía de los habituales.

[00:44:23]

De la familia de periodistas musicales Joaquín Luqui, Nonito Pereira Uribarri, José María Requena, Mariano Méndez Vigo, Juan María Matilla, Alfonso Eduardo y un largo etcétera de compañeros que invitados por Columbia, íbamos a asistir a un concierto en directo de Tom Jones en el Royal Albert Hall. Con Jon será una nueva estrella de la música británica y mundial. En España sólo habíamos escuchado alguna canción sin demasiada importancia, hasta que llegó del Laila. Que le consagró definitivamente como estrella de primera magnitud en todo el mundo.

[00:45:12]

Verle en escena es algo electrizante. Es un atleta total, convertido en cantante, que se mueve con una fuerza, que canta con una potencia única, sintiendo cada canción y haciendo derivar vibrar al público. Un macho alfa con todas las de la ley que nos impresionó a todos en aquel concierto al que asistimos embobados en aquel Royal Albert Hall que nos pareció el mejor teatro del mundo. Y aquella de Layla, que siempre estará entre nuestros mejores recuerdos, cantada por un hombre al que llamaban el tigre de Gales.

[00:46:12]

azotà Fleck Arryn ser úsenla Borgo Black. A Simia Walks de buena hora, ma? Si no tengo mi taraos a tu suerte? No me fui. Pescante y uenta Ruffo, Uaia Hues, uoi. Sopena esta imagen en Shyla no more. Británico. Si la moral. Sobre? Porque mi tío Llorente quería. Bueno, por nada. Recojo las canciones. Recojo las palabras. Me guardo el corazón para dentro de unos días. Y me voy con viento fresco.

[00:49:24]

El mismo con el que he llegado. A compartir con toda la gente que escucha la radio un poquito de la vida. Y un poquito de los sueños juntos. Quizá puedan lograr hacer un programa de radio. Gracias a?