Transcribe your podcast
[00:00:01]

Gracias por escuchar los podcast de Radio Nacional. Acceda a todos los programas en RD Web. Punto es para la Cardano. Sólo cuando el túnel está en la más absoluta oscuridad es cuando puede volver otra vez la luz.

[00:00:37]

Estás entrando en el espacio en blanco. Una puerta a nuevas dimensiones de la existencia, opciones de una nueva perspectiva sobre la realidad espacio vacío en blanco blanco.

[00:01:04]

Una producción escrita y dirigida por Miguel Blanco.

[00:01:18]

Como las madrugadas llegamos, se abre el espacio en blanco aquí en tu casa. Programas especiales en Radio Nacional.

[00:01:29]

Algo que hacemos desde el estudio 102 de la Casa de la Radio, cuando pasan algunos minutos de las dos a una de las Islas Canarias y lo hacemos con el saludo y la cordial bienvenida de todo el equipo que esta noche se encarga de realizar el programa. La parte técnica Rubén de Felipe Notarias Sotillos en la realización y coordinación, Rosa Rodríguez en la producción y locución cuidando las redes sociales Anthony Bains, Juan Gómez y Ramón Álvarez y este nos habla Miguel Blanco.

[00:01:56]

Un placer para todos nosotros estar aquí juntos, abriendo y compartiendo este tiempo especial de radio.

[00:02:07]

Abrimos redes sociales con la bienvenida para todos los que estáis ahí, comunicados en Facebook, Twitter, Instagram, ya sabéis, en Blanco Radio tenemos un número de WhatsApp 6, 3, 3, 50, 50, 11 y además un e-mail espacio en blanco arroba RTVV punto es esperándo todas vuestras comunicaciones. Vamos de algún avance de los temas que nos esperan esta noche. Varios son los temas que nos esperan esta noche. Comenzaremos con algo tenebroso, un argumento que nuestra primera invitada ha llamado mala cosecha.

[00:02:59]

Un compendio de malas acciones efectuadas por seres humanos sin empatía por los demás. Un tema duro que nos enfrenta a la dimensión más oscura del ser humano. Para equilibrar un poco, nos visitará un nuevo invitado que nos hablará de espiritualidad y activismo. Pequeños, pero importantes actos de seres humanos comprometidos. Después de este tiempo que nos ha tocado vivir. Para terminar, iremos de viaje de la mano de alguien que ha sacado importantes enseñanzas haciendo el camino de las estrellas.

[00:03:47]

Estos son algunos de los temas que nos esperan esta noche en este espacio en blanco que ya se abre ante ti.

[00:04:05]

Ahí están las intenciones de este programa especial de hoy y avisamos vamos a mostrar algunos aspectos tenebrosos del ser humano. Así que ya estáis preparados. Tras esa introducción nos vamos a ese primer tema, algo que llamamos o llaman la mala cosecha. Nuestro próximo destino nos va a introducir en lo que se ha llamado mala cosecha. Una parte de los seres humanos desconocida pero presente en la sociedad. Los miedos colectivos han cambiado el curso de la historia. Cada época tiene los suyos encarnados en personajes anónimos que irradian corrientes de terror, repulsión y fascinación.

[00:05:07]

Se trata de una mala cosecha nacida en el borroso territorio donde las leyendas, los favores esenciales y las atroces realidades se encuentran para fundirse. En los próximos minutos nos vamos a tratar de conocer esa mala cosecha junto a nuestra invitada. De vez en cuando hay trabajos que nos llaman la atención, que nos interesan, como éste que queremos presentaros esta noche. No porque sean todo cosas aterradoras, archivos aterradores de la historia de España lo llama nuestra invitada Mala cosecha o nos vamos a Galicia para hablar con Natalia Monge?

[00:05:59]

Buenas noches, Natalia.

[00:06:00]

Hola, buenas noches. Cómo estás? Muy bien. Qué tal por ahí? Bien. Contentos de que estés aquí con nosotros. Yo estoy contenta también. Historiadora, periodista, antropóloga. Sí, un poco de todo. Un poco ecléctica.

[00:06:12]

Ajá. Y desde cuándo metida en este mundo extraño?

[00:06:15]

Bueno, yo creo que esto viene de la infancia, ya no el interés por los temas más oscuros, por los personajes extraños que se salen de la norma. Creo que me ha acompañado a lo largo de mi vida. Pero sí que es cierto que ha sido en los últimos cinco años, tal vez cuando me he dedicado ya más profundamente al periodismo de misterio. Y bueno, y de ahí a la historia. Un paso. Estás en Galicia, verdad?

[00:06:37]

Estoy en A Coruña en estos momentos. Han pasado cosas extrañas porque esa tierra de meigas se da mucho para este tipo de cosas.

[00:06:43]

Bueno, yo estoy deseando que me pasen cosas extrañas, pero la verdad es que hasta ahora no me han pasado demasiadas. Ahora, eso sí, me han contado muchísimas allá donde voy. Hay testimonios extraños.

[00:06:53]

Bien. Y qué es esto de la mala cosecha a parte de un libro que va a ser el número premiado de nuestro añorado Juan Antonio Cebrián con él?

[00:06:59]

Pues sí, un premio maravilloso, porque debe ser el Ayuntamiento de Crevillente el único en España que tiene un premio de divulgación histórica internacional. Nada más ni nada menos, con un nombre además tan recordado y tan maravilloso y bueno que además, hablando de divulgación histórica, pues se interesan también por estos temas más oscuros, macabros de la historia de España, que cuentan tanto de nosotros. Qué bien! Te pregunto qué es eso de la mala cosecha? Aparte del título de tu libro, de su trabajo, hay malas cosechas entre los seres humanos?

[00:07:35]

Pues hay semillas que luego cuando brotan salen torcidas, que a lo mejor se plantaron mal o que a lo mejor no recibieron lluvia y por eso salen podridas, salen torcidas y producen frutos muy oscuros. Si a eso me refería cuando hablaba de mala cosecha a personajes que no han salido bien, bien por malvados, bien por marginados, bien por retorcidos o por viciosos, ya ha habido muchos a largo de la historia.

[00:08:05]

Puff, muchísimos. Y los que quedan por descubrir. Yo en mi libro he conseguido empacar un buen número de casos, la mayoría de ellos muy desconocidos. Además, algunas de las cosas que me planteaba tenían que ser casos desconocidos, pero me han quedado muchísimos casos fuera. Y bueno, en cuando uno se mete en los archivos descubre que hay muchísimo por contar.

[00:08:27]

Qué vas a hacer? Una segunda, tercera o más cosechas? Bueno, en eso estoy pensando. En qué estás pensando? Hablamos de archivos.

[00:08:34]

Qué archivos has consultado para sacar todos estos datos?

[00:08:37]

Bueno, eh, ahora tenemos la gran suerte de la digitalización de los archivos históricos y muchísimos de los principales archivos históricos de España. Por ejemplo, la Biblioteca Nacional o la Hemeroteca Nacional tienen sus fondos, la mayoría digitalizados y accesibles online. Y esto ha supuesto la democratización del estudio histórico. Yo, además, me he sumergido también físicamente muchos archivos en el Archivo del Reino de Galicia, en archivos locales de pueblos, pero sobretodo me ha ayudado muchísimo pues poder acceder a pequeños archivos locales que están online y que bueno tienen ahí, pues se estima que el 90 por ciento de los contenidos de los archivos históricos españoles está todavía por explorar.

[00:09:18]

O sea que imagínate las historias que pueda haber.

[00:09:21]

Lo que tiene que haber de verdad. Sí, sí, vale. Antes de meternos de lleno esta cosecha que hemos preparado, existe el mal.

[00:09:29]

El ser humano es hecho muchas veces esta pregunta muchos invitados existe, el mal existe y es algo de lo que me lo que me refiero mucho en el libro y es algo que vivimos hoy en día. También existe un impulso del poder para manipular a las personas y a las masas a través del terror y a través del miedo. Y esto saca lo peor de nosotros. Eso saca el fanatismo, las persecuciones, los asesinatos, la violencia. Es algo que con lo que me encuentro a veces escuchando últimamente determinados discursos políticos y que lo encontramos también en el siglo XVI, rebuscando en los archivos.

[00:10:07]

Así que si existen muchas clases de mal, no sólo una, y llevan aparejadas distintas clases de miedos.

[00:10:13]

También está nuestra invitada Natalia Monge, y nos vamos con ella a buscar algunos casos aterradores de la historia de España.

[00:10:21]

Ya veréis. No hace falta viajar a Transilvania en busca de vampiros. Hubo un tiempo cercano a nosotros y a nuestras ciudades en que existían los bebedores de sangre.

[00:10:48]

Eran tan populares que sus aventuras eran recogidas por los diarios de la época.

[00:10:58]

Fueron fotografiados sin pudor alguno, bebiendo grandes vasos de sangre recién extraída de vacas y toros, casi ocultando el rostro con la cabeza baja. Narraba el periodista. Ocurría por el antiguo paseo del Canal hacia el Puente de Andalucía. Caminan a primera hora de la mañana. Unas mujeres cuyos rostros pálidos destacan en el contraste de los negros vestidos.

[00:11:36]

Dos ancianas las acompañan, apenas hablan de vez en cuando rompe la monotonía del silencio.

[00:11:44]

Una tos débil.

[00:11:49]

Eran las bebedores de sangre. Nuestra invitada nos da más datos sobre ellas. Tu libro Notaréis, ha concebido tu trabajo dividido en varias, varias partes. La primera ola de Mercaderes de la sangre. Qué es esto? Qué significa?

[00:12:12]

Y las tres partes son tres tipos de miedos. Hablamos de los miedos? Le preguntó. Tú tienes miedo? Bueno, no soy una persona muy miedosa. Pero si algo me da miedo es un poco esto que acabo de comentar, que acabo de comentar de la generación de discursos y de manipulaciones a la población para tenernos paralizados a través del miedo y enfrentarnos unos a otros. Vamos, lo que hizo Goebbels en su momento es este tipo de cosas. Me da mucho miedo.

[00:12:42]

Vuelvo a la pregunta quiénes son los mercaderes de la sangre?

[00:12:45]

Pues es el primer miedo en el que me recreo el terror desde muy antiguo y hasta el siglo XX a una clase de personajes que comerciaban con productos extraídos del cuerpo humano para hallar curaciones o supuestas curaciones a enfermedades que eran muy reales. Esto causaba mucho terror porque claro, el que hacía estas carnicerías podía ser cualquiera, una persona que pasaba desapercibida. Es el miedo al doble.

[00:13:13]

También dices que el mercado de Hong Kong restos humanos o pedazos de humano sangre grasa. A qué te refieres?

[00:13:23]

Pues a la grasa, por supuesto, a la sangre también y a otro tipo de productos. Y no sólo mercadear, van los rumores. Si hay casos también demostrados. Hablaban de que se asesinaba específicamente a niños, las mujeres para extraerles la grasa y para estarles la sangre para curar con ellas, pues el reuma, la tisis. Esto es verdadero vampirismo que se produjo en nuestro país, pues ya hasta entrado el siglo XX.

[00:13:56]

En tu libro podríamos hablar de un boticario, el boticario Montenegro. Quién es este personaje?

[00:14:03]

Si además el nombre que le cuaja bien es esto.

[00:14:08]

Un caso que también permanecía oculto en los archivos del reino de Galicia, un grueso lote de legajos que habla de El boticario de Vive, el pueblo de Viveiro Lugo, que de pronto se vio asaltado en su villa por un rumor de que mataba a personas para sacarles las grasas y vender esas grasas en su botica para curar a los ricos de enfermedades de la espalda, reuma, etcétera. Y esto era un rumor. Estuvo a punto de costarle la vida al boticario Montenegro y a su mancebo, porque poco faltó para que los lincha Assen y.

[00:14:46]

Claro, se basaban algo que era real en el siglo. Todavía en el siglo XIX. En las farmacias españolas había grasa humana. Dentro de los salvare. Los. Como parte del bueno de la farmacopea.

[00:14:57]

Sí. Y como conseguir nosotrosâ€? Esa es la gran pregunta. No lo sabemos. No tenemos ni idea. Sabemos que en otros países estaba regulado la obtención de grasa. Se utilizaba ya desde muy antiguo, ya no sólo la grasa, sino la limaduras de cráneo, la carne de momia. Todo esto. La farmacia antigua. Bueno, tenía unos productos que ahora nos causan bastante repulsión, pues sabemos que en otros países los verdugos tenían la potestad de extraer las grasas a los ejecutados y venderlas muy caras.

[00:15:28]

Eran remedios para gente con muchos posibles. Pero en España no sabemos nada. Era ilegal que los verdugos hiciesen eso. Lo que sí sabemos y está documentado, es que en las farmacias había grasa humana, incluso en la Botica Real había grasa humana y no tenemos ni idea de dónde salía. Por lo tanto, nos podemos fiar a lo mejor de los casos que hay, que están documentados de asesinatos. Pues como ejemplo, el caso de la Erina conocido para asesinatos de niños que les sacaron la sangre.

[00:15:57]

Pues eso, para tratar a personas adineradas.

[00:16:01]

Has dicho el caso de la acordare, no tienes que contarnos ese caso.

[00:16:05]

Bueno, pues precisamente este caso no lo recoge en el libro. Es un caso que trato muy por encima porque es un caso que está bastante estudiado si no recuerdo mal. En un pueblo en las montañas de Extremadura, una pastora, una niña de poco más de diez años que andaba sola por el monte. Hablamos también muchas veces esto de los niños asesinados es cuestión de clases en los niños pobres que andaban solos, que trabajaban, que ayudaban a los padres en el campo, andaba sola por el monte y desapareció.

[00:16:35]

Al cabo de unos días apareció su cuerpo terriblemente mutilado y le habían extraído las grasas. Este caso se demostró y se castigó a los culpables y se demostró que la habían asesinado para vender esos trozos como supuesta curativo. Claro que no era curativo de nada, pero no es este el único caso. Hay más casos de niños a los que aparecen mutilados y sobretodo fueron muy habituales en el siglo XIX y principios del siglo XX. Los casos de niños desangrados para vender su sangre, para utilizarla como cura, como remedio para la tuberculosis.

[00:17:12]

De estos hay un montón. Grasa humana, historia del hombre del saco, eso con lo que nos metieron miedo de pequeñitos, pero es que era cierto, porque el famoso caso de Gádor, en el cual también unos curanderos sin escrúpulos secuestraron a un niño para precisamente un asesinato ritual, le sacaron la sangre para curar a un tísico, pues lo que hicieron estos energúmenos fue coger al niño. Era un niño muy pequeño, de dos años. Lo metieron en un saco y le fueron dando golpes todo el camino hasta llevarlo al lugar del sacrificio.

[00:17:48]

Entonces sí existían hombres del saco. No es una leyenda que venga de la nada. Los padres tenían auténtico terror a que pudiese suceder esto y se basaban casos que generaron además muchísima hemeroteca, muchísima prensa. Fueron son altísimos y claro, historias verdaderas, histerias colectivas.

[00:18:05]

Me ha recordado cuando hablamos de Galicia y de esa desaparición de niños y que traficaban con los cuerpos del hombre lobo de Allariz, Manuel Blanco Romo Sonta. No he visto que lo trajeras en el libro, lo trataros, pero andaba por ahí también. Esa parte oscura no es solo mala cosecha.

[00:18:22]

Sí, sí, bueno, el es un representante de primera línea. Lo que pasa es que precisamente como no me quería recrear en casos que ya hay unas estupendas monografías sobre Roma Santa, ya que se trataba más de extraer casos que permanecían en el olvido, pues he sido que no lo menciono, pero de Romas antes se decía precisamente que mataba para extraerles las gracias a las víctimas y venderlas en las boticas de Portugal, donde las señori pingas ricas se hacían cremas para mantenerse más jóvenes.

[00:18:51]

Espacio en blanco esta noche caminando por el lado oculto de los seres humanos con archivos aterradores de la historia de España con Natalia Monje. En Radio Nacional tenemos las noches más llenas de misterio de la radio Atlante, disfrútalas. Estás en un espacio en blanco con el blanco.

[00:19:13]

En Radio Nacional de España, como decimos con Natalia Monge, esta noche, Bebedores de sangre ha habido. Hemos tocado alguna vez en el programa. Había gente que bebió sangre hace muy pocos años, a mediados del siglo pasado. Qué nos puedes contar de esta historia?

[00:19:31]

Bueno, incluso había gente que esperaba en la puerta de los mataderos a que les diesen un vaso de sangre de animal para curar. Estoy recomendado por los médicos para curar su anemia. Y luego había casos mucho más terribles en los 50 años que van entre finales del siglo XIX y principios del XX se han acreditado 20 casos de asesinatos de niños porque además tenían que ser niños. Era como la obsesión por extirpar el líquido vital, la pureza. Bueno, es algo terrible para extraerles, bueno para, para desangrar y curar.

[00:20:10]

La que era la gran enfermedad del momento, la tuberculosis, el cólera. Ya se empezaba a controlar, la viruela ya, ya se había conocido la vacuna de la viruela y la tuberculosis era la gran enfermedad que seguía causando unas muertes tremendas y para la cual no había ningún tipo de tratamiento más que estar en un lugar aireado y alimentarse bien. Con lo cual tampoco servía para mucho. Entonces es la gran época de los vampiros en España, el vampiro de entre siglos.

[00:20:38]

Hay un montón de casos de asesinatos de niños que sobrevivieron y lo contaron, incluso de niños a los cuales sus vampiros los tenían casi como les extraían sangre un poquito y al cabo de unos días volvían y los tenían. Así pues, parasitados, digamos. Curioso.

[00:20:58]

Eran hombres o mujeres porque ahora saben de mujeres vampiros. Parece que hay muchos casos en la historia que refleja el caso de mujeres.

[00:21:05]

Sí, curiosamente. Bueno, la verdad es que los casos de vampirismo de niños, muchísimos de ellos no se llegaron a juzgar, no se llegaron a conocer quiénes eran los responsables y sí que quienes estaban detrás de la extracción de la sangre solían ser hombres. Pero se cuidaba mucho de decir quién había sido el cliente y el comprador. En cambio, la vampira, la leyenda, el cuento y la historia de la vampira nos habla de otro tipo de personaje que era el personaje de, por ejemplo, Las vampiras de Belgrado, muy conocidas también, que se dedicaban a desenterrar cadáveres recientes para devorarlos.

[00:21:46]

No es exactamente nuestra idea de vampirismo, pero esto, este caso en concreto, cuando salió a la luz también en el siglo XIX, pues a todo el mundo le re le retrató una nueva imagen de lo que es la vampira.

[00:22:00]

Tremendo. Y por si faltara poco, en aquel tiempo también o en esos tiempos, había saqueadores de tumbas que traficaban con lo que sacaban de los huesos de los cuidados.

[00:22:12]

Bueno, porque había todo un mercadeo con los productos que salían del cuerpo humano, pues los huesos ya no sólo se utilizasen para remedios médicos, sino que eran utilizados también como una especie de amuletos. Se supone que traían suerte, especialmente los huesos de ajusticiados, los de los ahorcados, etcétera. Y hay también casos documentados de personas que acudían a los cementerios a a robar cadáveres. Y luego están los casos de sobretodo estos se conocen muchos en Inglaterra e incluso Robert Louis Stevenson escribió sobre ellos de los estudiantes de anatomía y que necesitaban cadáveres para estudiar y se dedicaban primero a robar cuerpos de los cementerios.

[00:23:00]

Para eso existían también estas estructuras que se llaman los Morcef. Esta especie de jaulas que se ponían fuera de los de las tumbas para que no se robasen los cadáveres. Pero incluso casos en Inglaterra de personas asesinadas para que sus cadáveres pudiesen servir para estudiar anatomía.

[00:23:18]

Y todo eso también ocurría en España, hasta como te decía hace muy poco tiempo, muy pocos años. Lo de las vendedoras de sangre, el hombre del saco o todo ese tipo de cosas.

[00:23:28]

Pues curiosamente, los últimos casos que tenemos hemeroteca sobre ellos de bebedores de sangre, asesinatos por la sangre, son justo hasta que empieza la guerra civil cuando empieza la guerra civil. Esto parece desaparecer y no saben. No tenemos más noticias ahora. Sería lógico pensar que en todos esos años de hambrunas, de niños huérfanos perdidos por ahí, en el cual además había un caos y un descontrol absoluto en el país, pues sería muy fácil para un curandero desalmado, para una persona sin ningún escrúpulo se.

[00:24:01]

Un niño asesinarlo, enterrarlo por ahí y que nunca se supiese absolutamente nada de él. Primera parte de este camino que estamos recorriendo. Hay otra que ahora no llega con monstruos y otros servidores. Seguimos camino en la búsqueda de malas cosechas. Nuestro siguiente tiempo nos lleva a conocer la fascinación por los monstruos que se vivió en nuestro mundo. La exhibición de seres humanos deformes, mal llamados monstruos, atrajo la atención de la sociedad europea durante años. No solo se mostraban en ferias al populacho.

[00:24:55]

Hasta los reyes, las monarquías europeas, tenían querencia hacia ellos. Nuestra invitada nos da más ejemplos. Como dicen por ahí compañeros Natalya, que no es apto para sensibles.

[00:25:18]

Pues no, la verdad es que no. Pero esto nos habla mucho también de lo que éramos y de lo que somos. Cierto.

[00:25:24]

Saludos a su compañero Agustín Caro, nuestro técnico. Ya está. No sé si está escuchando o se tapó los oídos. Vamos con monstruos. Vamos a Hay una segunda parte en el que también durante un tiempo hubo una gran fascinación de los monjes en tu trabajo por buscar seres deformes o monstruos.

[00:25:40]

O pues sí, se llamaba monstruo humano, aquel ser que nacía con alguna deformidad muy grave o incluso que la adquiría a lo largo de la vida y se suponía que venía además impregnado de la marca del mal que traía las noticias de la guerra, de las plagas, de la peste y por lo tanto eran personajes que fueron muy marginados y muy maltratados a lo largo de la historia.

[00:26:08]

Cuéntame algún caso.

[00:26:09]

Pues hay muchísimos casos, porque además están recogidos en las relaciones de sucesos, esa especie de periódicos de la época de antes de la prensa, que son documentos que exageran mucho, pero por otra parte cuentan las noticias y nos hablan, por ejemplo, del caso de la Villa del Campo, en el cual en el año 1687 nació un ser con dos cabezas. No se sabía si eran dos seres pegados o si era uno solo que tenía dos cabezas. Y esto era clave para saber si había que impartir un bautizo o dos.

[00:26:44]

No era muy importante.

[00:26:45]

Estos seres no solían vivir mucho tiempo y había que bautizarlos correctamente y si tenía dos cabezas, bautizarlos dos veces.

[00:26:51]

Bueno, ahí había. Se abrían unos enormes debates porque pudiera ser que tuviese dos cabezas, pero que solo fuese un ser resto. No se sabía hasta que después morían y se les abría, se les hacía la autopsia, entonces se abría. Bueno, los hombres de religión tenían enormes debates para decidir si se si se les da ministraba un bautismo o dos, porque claro, si les administraban solo uno y al final eran dos. Pues había ahí uno de los seres que había muerto sin bautizar.

[00:27:16]

Luego el cielo. Claro y claro, esto no era bueno.

[00:27:18]

Ya con esta gente hemos visto en algunas películas que los llevó a círculos para no negociar o comerciar con ellos porque la gente los viera con ese morbo que produce producción.

[00:27:29]

Claro, los que conseguían sobrevivir no les no les aparecía delante de sí una vida muy agradable ni halagüeña, porque como decíamos primero, sus padres solían renunciar a ellos. Traían la marca del mal, la marca de la catástrofe. Estaban gravemente impedidos y normalmente eran fruto bueno, pues eran víctimas de la explotación de empresarios sin escrúpulos que los llevaban de feria en feria, cobrando a cambio de mostrarlos, dejarles que los golpease, dejar al público que los golpease, nos pellizcas en etcétera.

[00:28:00]

Una vida terrible.

[00:28:03]

El caso, como se llamó la atención que se encontró a los archivos, pues a mí me ha llamado mucho la atención un caso que además fue muy conocido, que es el de los hermanos Coloreo, que estos son como la creme de la creme de los monstruos. Eran dos hermanos que nacieron pegados. Pero bueno, había un hermano plenamente constituido y de su estómago salía un trozo de su otro hermano, la cabeza, los brazos y el segundo hermano que es el hermano parásito.

[00:28:33]

Bueno, pues casi no se movía, etcétera.

[00:28:35]

Esto recurrieron, pero. Pero estaba vivo y tenía conciencia.

[00:28:38]

Efectivamente, de hecho, cuando su hermano lo agitaba, lo meneaba y le pellizcaba incluso para deleitar al público. El hermano parásito se quejaba y bueno, pues hacía algún tipo de ruido de aprobación, pero nunca consiguió hablar. Lo que sí se sabe es que eran dos conciencias distintas. Y esto se recorrieron las Cortes de toda Europa cobrando su buen dinero, porque el monstruo que conseguía situarse en las Cortes podía tener una buena vida y era lo mejor que le podía pasar a una persona que naciese con estas deformidades.

[00:29:17]

A ver, nos dicen que no vamos a llamarles monstruos o gnomos. Llamaremos de otra manera a esos seres, los Austrias de la época de los Austrias. En España gustaba mucho esta costumbre de ver a sus oros.

[00:29:31]

Es que los verdaderos frikis aquí eran los Austrias, porque tenía claro eso si lo podemos llamar friki total.

[00:29:37]

Tenían como costumbre coleccionar como si fuesen verdaderas mascotas. Pues a los fenómenos más extraños que localizaban por todo el país. Y entonces, bueno, pues estaban pendientes de las noticias que llegaban de los pueblos más lejanos sobre un niño que había nacido con dos cabezas, o una niña giganta o un enano, en fin, tenían de bueno. Hay un libro que recoge todas las. Un libro fabuloso de José Moreno Villa, que fue archivero del Palacio Nacional y recoge hasta 150 personas de placer, que eran los que era el nombre que se les daba, que fueron propiedad de los Austrias.

[00:30:15]

Personas como Oro en Anay, Monja Loco de las Furias, Patu, el Arcángel, el Gigante, La Monstrua, una niña que la llamaban La Monstrua, Juana la Loca, Nicolás y Topetazo, Petu Sato y personajes de esta índole entre enanos gigantes, personas que tenían alguna enfermedad mental y así personas de placeres no se llevaron exactamente sí.

[00:30:38]

Qué curioso. También hay un capítulo de dos hermafroditas.

[00:30:41]

También buscábamos este tipo de personas y si hubo una época hacia el siglo diecisiete o dieciocho, en el cual, bueno, empezó a haber un interés en la sociedad muy y muy acentuado por los hermafroditas, no se entendía muy bien cuál era el origen e incluso se creía que una persona podía nacer siendo hombre o nacer siendo mujer, y que a lo largo de su vida por un un esfuerzo muy grande cargando peso, por ejemplo, pues podía salirle un pene, incluso casos de mujeres.

[00:31:15]

Sí, sí, mujeres que daban a luz su propio pene entonces y se convertían en hombres. Esto era la versión oficial. Claro, luego serán hermafroditas que eran completamente incomprendidos y que hasta fueron perseguidos y asesinados por la Inquisición. Radio Nacional de España. El sonido que nos une. Cuando caí preso, creo que conoce la realidad que nos rodea, cruda, tal como es. Sólo ven de la enfermedad Recoba con tus propias amigas entre soy mujer, soy Attis.

[00:31:52]

Las primeras que te dicen que tú no dejes de ser madres dicen contenidos progra piezas exclusivas de radio en sólo un podcast porque no lo vas a poder escuchar en ninguna otra parte, sólo en podcast, en nuestra aplicación y en RNE. Punto es.

[00:32:08]

Las protestas de los trabajadores se han desplazado hoy a Cantabria. El Banco de España da su visto bueno a las medidas, a los tratamientos de choque que el Gobierno valoran, la colaboración que están prestando los propios vecinos.

[00:32:20]

Una multitud ha desafiado la prohibición de manifestarse y se ha congregado Es Àngeles, una zona con fuerte presencia del terrorismo yihadista y estos informativos de Radio Nacional de España.

[00:32:31]

Escucha lo que importa y recuerda. Catorce horas, fin de semana, sábados y domingos a las dos de la tarde. Radio Nacional de España. Lo desconocido te aguarda en un lugar espacio en blanco con Miguel Blanco en Radio Nacional de España.

[00:33:00]

Seguimos, pero menos abuso al notario, fabuloso. Está muy bien aquí estás disfrutando? Sí, sí, mucho. No se nota que me gusta hablar de estos temas.

[00:33:09]

En otros se nota verdugos, otros, los que faltaban. Qué tipos o quiénes eran esos personajes? Cómo se elegía? Qué tipos de muertes había en ese tiempo?

[00:33:19]

Claro, los verdugos son otros, igual que estos que hemos llamado monstruos humanos porque se les llamaba así que en realidad son es otro tipo de terror que causan. Es una especie de repulsión, pero fascinación al mismo tiempo. No todos los quiere los marginados, pero todo el mundo quiere saber cómo trabajan, cómo son los verdugos, aún siendo unos personajes que nos causan bastante repulsión por su trabajo, pues a los pobres no les solía quedar otra porque nacían de estirpes de verdugos y como tal también venían marcados, no podían conseguir otro tipo de trabajo y además estaban muy segregados dentro de las sociedades, hasta el punto de que en las posadas no les querían atender.

[00:33:55]

Si bebían en un vaso de vino el vaso de vino, el vaso se rompía para que no lo pudiese usar nadie más. Y lo que tocaba lo mancillan. Sí.

[00:34:04]

Cómo se regirÃn? Vienen y venían de familia. Efectivamente, esto. Bueno, pues durante todo el Antiguo Régimen, luego ya en el siglo XIX, principios del XX, cuando era mucho más difícil conseguir verdugos, porque empezó a haber un cuestionamiento sobre la pena capital y sobre todo sobre las ejecuciones públicas, que era un espectáculo multitudinario, pues ya empezó a ver. Bueno, subieron el salario de verdugo y cuando se subió el salario de verdugo empezaron a solicitar el puesto médicos, dentistas, zapateros, etcétera.

[00:34:34]

Sí, sí, porque pagaban bien.

[00:34:36]

Vaya, yo era curioso de ver el morbo. Muchas de estas ejecuciones eran públicas y la gente se hacía en plazas y bueno, a verlo con niños incluso era una catarsis colectiva.

[00:34:46]

Era un momento en el que pasaban cosas que no pasaban en ningún otro momento. Se daban encuentros, amores y relaciones que no pasaban en ningún otro lugar y eran multitudinarios. Pero el pueblo ya estaba eduques. Lo habían educado así ya desde las partidas de Alfonso Décimo y incluso en época romana, los ejecuciones públicas eran parte del sistema judicial.

[00:35:10]

Tenían que ser públicas porque era un teatro moral, el último verdugo recogido en nuestro país, pues el último verdugo es bastante reciente, no aparece en el libro tampoco. Pero bueno, las últimas ejecuciones a garrote vil fueron en los años 70. A mí uno de los últimos verdugos que me parece un personaje alucinantes, Nicomedes Méndez, la de la Audiencia de Barcelona, que cuando lo jubilaron, bueno, el tipo era un profesional, incluso introdujo y creó mejoras para el garrote vil y cuando lo jubilaron quiso montar una especie de barraca de feria sobre las ejecuciones para mostrar a la gente cómo se hacían, cuáles eran las anécdotas de las últimas voluntades, etcétera.

[00:35:54]

No le dieron permiso y acabó muriendo alcoholizado de posada en posada, contando las aventuras que había vivido durante su carrera.

[00:36:03]

Qué tipo de muerte había hablado de los Rothe? Bill Desmembramientos también?

[00:36:08]

Pues sí, los desmembramientos ya vienen también de las partidas. Son muy antiguos, pero se mantuvieron hasta el siglo XIX. Parece muy sorprendente pensar que eso en 1800 y pico todavía se ejecutaba personas, se les ejecutaba con garrote vil, pero después se les cortaba la cabeza y las manos y los y estos trozos del cuerpo eran puestos en el camino real, en un lugar muy visible para todo el que pasase, recordase lo que le pasaba a los malhechores.

[00:36:36]

Había también Norka. Y si de circo mucho más moderno.

[00:36:40]

Pues claro, la silla eléctrica a España no llegó la guillotina tampoco. España es un país anti biotina que en ese momento pareció una gran avance. Porque, claro, el verdugo sólo tenía que darle a a un mecanismo, no tenía que matar directamente, no parecía más civilizado, aunque había un espectáculo terrible con la sangre. Pero aquí éramos anti guillotina, aquí horca y después garrote vil. Pero antes hubo muchos otros métodos y más salvaje. Por ejemplo, la decapitación, el encubrimiento o el encubrimiento ya venía de los romanos y era meter al condenado en una, en una Cuba en un barril con una serpiente, un perro y un gallo, y echarlo así, todos revueltos, imagínate, y echarlo a un río y que se fuese matando entre ellos, o que las corrientes del río lo matasen.

[00:37:27]

Esto se mantuvo hasta el siglo XIX. Tenemos casos de ejecutados. Era el castigo para los parricidas. En Barcelona, por ejemplo, se ejecutó a una parricida y una vez muerta el cadáver, se metió en una pipa, en un tonel y se echó al río. Has dicho un perro, una serpiente y el ajusticiado, y un gallo y un gallo? Creo que un mono que me había olvidado antes. O sea, imagínate el panorama tremendo.

[00:38:01]

Vamos a terminar este capítulo que tanto te gusta con los verdugos y la magia. Qué tenía que ver una cosa con otra?

[00:38:07]

Pues claro, el verdugo tenía un contacto directo con con la muerte y se supone que ese momento final de la liberación de las energías y emociones algo transmitía el verdugo. Ya no sólo eso, sino que los trozos, las prendas de los ejecutados podían servir como amuletos protectores curativos. Y así que sabemos que había verdugos que comerciaban con trozos de ropa de los de los ejecutados y en otros países. Así que si en Europa Central estaba mucho más regulado, pues pues ya directamente, como dijimos antes, con trozos de con trozos de la carne eran parte del salario del verdugo.

[00:38:48]

Se cobraba engrasa del muerto.

[00:38:50]

Hacemos otra pausa. Vamos a hablar de más cosas que nos van a gustar endemoniados. La mujer y el diablo. Y ojo, Severino. Nuestro tercer tiempo nos lleva tras la marca del diablo. Endemoniados. La mujer y el diablo los ha acogedores y mucho más serán objeto de nuestra atención en los próximos minutos delprograma.

[00:39:29]

Padre, no podías dejar de dedicar un capítulo a la marca del diablo? Claro, ahí es otro tipo de terror. También el terror sobrenatural que no podemos controlar en absoluto, que viene de los aliados y sobretodo las aliadas de las fuerzas del mal. Y bueno, esto ya es completamente incontrolable y desatado. Unas fuerzas aterradoras.

[00:39:50]

Verdaderamente, cómo empezamos a hablar del demonio? He recopilado casos de endemoniados en nuestro país.

[00:39:57]

Pues los casos más conocidos y alucinantes de toda Europa fueron las corrientes de las grandes corrientes de endemoniados del siglo XVI y XVII en Aragón, en Trauma Castilla, en los que se hablaba de 2000 endemoniados, todo el valle de Tena, toda la población del valle endemoniada y el responsable era, pues, un malvado señor don Pedro. Ruego que parece ser que se le acusaba de de haber echado el diablo en todas esas personas que además, mayoritariamente eran mujeres. No sé si luego, pues en esa misma época que fuese su siglo XVI y XVII, sobre todo el XVII, es una época de profundísimo terror al diablo.

[00:40:39]

Una mentalidad muy mágica. Se creía que todo era posible. Y vemos también muchos endemoniados de monjas, de conventos enteros, porque el endemoniado viento se suponía que era una fórmula también de Dios para probar la santidad, para probar la fe y para probar la integridad de sus seguidores que en otros lugares se puede encontrar.

[00:41:04]

Esta marca del diablo se pudo encontrar.

[00:41:06]

Bueno, a mí uno de los casos que más me sorprendió fue un caso recogido ya en el siglo 18, a principios del siglo XVIII, cerca de Sevilla, en Utrera, en el cual, pues una mujer, una pareja de clase alta con mucho dinero y una mujer. Bueno, la mujer le pide el divorcio a su marido. Parece que hay un tema de de malos tratos y que no son capaces de convivir. Bueno, pues el marido llama a unos cuantos hombres de fe.

[00:41:36]

Está muy bien relacionado y entonces agente importante dentro de la iglesia para que vayan a hablar con su mujer. Y concluyen que la mujer está endemoniada, que por eso les pide, que pide el divorcio. Y entonces empiezan una serie de exorcismos. Y los exorcismos en esa época eran algo terrible, podían durar años, había violencia por el medio.

[00:41:53]

De hecho, tenemos manuales de exorcistas en los cuales los autores hacen mucho hincapié en que no se debe dejar llevar por la violencia ni establecer diálogos con el diablo, porque puede ser la puerta a la perdición y luego la inquisición de por medio o antes o después.

[00:42:13]

Bueno, claro, la Inquisición siempre estuvo ahí para perseguir cualquier cosa que valiese azufre. Pero bueno, como sabemos, también en España persiguieron especialmente y con mucha saña a personajes como los herejes sobretodo, que también tenían una una marca del diablo, digamos.

[00:42:31]

Fueron los grandes perseguidos, incluso más que las mujeres acusadas de brujería, no, que a lo mejor las juzgaban, pero zanjada el asunto con 200 azotes que ya bastantes decían que Saladillo unas veces en el programa, que hay una leyenda negra en España que aquí dieron lugar donde más brujas habían ajusticiado y según algunos datos históricos, solamente cincuenta contaban algunos expertos que se habían ajusticiado, pues por ahí debe andar la cosa.

[00:42:58]

Desde luego fue en Europa Central donde hubo más persecuciones y asesinatos. Pues mira que en Galicia, que es un lugar de tanta pervivencia del tema de la brujería y tanta tradición. Y por ejemplo, mujeres que muriesen en la hoguera por brujas. Conocemos una que fue quemada en Santiago de Compostela, en la plaza de Cervantes. Una mujer portuguesa solamente esa sola es solo esa. Luego morir. Y morían muchas también en las cárceles, fruto de la tortura o de los azotes que se les daba después.

[00:43:31]

Pero condenas. Es cierto que España tiene leyenda negra y España lo que más persiguió fue judíos, conversos, protestantes y herejes en general.

[00:43:43]

Y por qué esa relación tan íntima entre la mujer y el diablo? Quizá, como hemos hablado en otros programas, por una mujer empoderada que daba miedo al macho y había que mostrarlo de alguna manera.

[00:43:53]

Bueno, para mí el caso que os conté de Utrera me parece que claramente habla de esto que tenemos. Se conservan las cartas entre Fernando Espinosa, que es el marido que no se quiere divorciar y los hombres de los hombres de fe. Y entonces él va hablando como su mujer. Es insolente que se quiere separar casa y cama, que se quiere ir a un convento. Entonces, desde luego habría que considerar o no eran, no eran o no eran una mujer habitual, tenía dinero, tenía posibles y además debía ser bastante protestona.

[00:44:22]

Esto ya lo decía el padre. Fijo que como las mujeres estaban como más controladas si se. En las endemoniadas podían dar por ahí a su aire, decir barbaridades y culpar a su a su diablo interior. Algún lugar donde hubieras mencionado Utena y La Palma, por ejemplo, ese santuario donde íbamos para suicidarse algún u otro lugar antes de pasar a ojos de veneno.

[00:44:50]

Bueno, los santuarios de exorcismos. Incluso hay algunos hoy en día en Galicia sobretodo, que siguen funcionando. El corpiño. San Cambiode a Serra en Arteixo, Santa Eufemia no atraen las inmensas multitudes de hace años, pero sigue habiendo una creencia de que no se les llaman demonio imiento. Pero son es el ramo cativo una enfermedad que no es de médicos. Es un mal que nos hace muy bien. De dónde viene esto? Sigue vigente?

[00:45:20]

O sea, seguimos creyendo en ello. En este país nuestro?

[00:45:23]

Sí, si seguimos creyendo en enfermedades que no son del cuerpo, que son metafísicas y que no sabemos muy bien de dónde vienen, que a veces se achaca a que es porque pasa un un entierro o viene el aire de difunto, porque muere alguien en una casa cercana y contagia el aire difunto.

[00:45:41]

Curioso. Vamos, que ha sido la última parte que queremos tratar a los ojos de veneno en tu libro. Ese trabajo lo localizas en Canarias, te encontraste con algunas personas en Canarias que hablaban de este tipo de cosas que son los ojos, el veneno, el mal de ojo.

[00:45:58]

El mal de ojo sigue muy vivo también para la última parte. Ya no me sumergí en los archivos, sino en los archivos vivientes. Me fui a los pueblos recónditos de Lanzarote, donde viví unos años y también aquí en Galicia, y le pregunté a los mayores del pueblo qué pasaba con el mal de ojo, qué era eso y las creencias. A 2000 kilómetros entre Canarias y Galicia son muy parecidas. Siguen vivas y la gente teme a ciertas personas porque tienen una mirada fuerte que si te mira, te tumba y devía formas de poder.

[00:46:28]

Bueno, te contaban una ancianita, creo que algunos casos que ya había conocido.

[00:46:33]

Sí, bueno, casos de niños muertos porque los han mirado mal. Casos de ganado muchísimo. Sobre todo el ganado, los niños y el ganado. Las sociedades rurales son como lo más valioso e incluso casos. A mí esto me llama muchísimo la atención de personas que hacían mal de ojo sin querer y que vivían con unas gafas de sol. Todo, todo el tiempo. Sí, sí, sí, sí, sí. Y que en un momento dado en la feria se levantaban las gafas de sol, el buey que tenían enfrente se caía desplomado y muerto.

[00:47:02]

Y entonces el Señor le pagaba el buey al al comerciante, porque lo había hecho sin querer.

[00:47:07]

Sí, sí, sí. Y eso se recoge en los archivos. Esto todavía te lo dicen en el pueblo. Es la mirada fuerte. Es gente que tiene mirada fuerte. Son los bizcos, son los que tienen un ojo más grande que el otro, son los que tienen una mirada muy inquisitiva. Y esta gente, pues algunos son malos, algunos se hicieron a ojeadores a base de envidiar el bien de los demás y otros simplemente son buenas personas que tienen ese poder y no lo pueden evitar.

[00:47:33]

Lo único que pueden hacer es protegerse con unas gafas y la forma de proteger a los niños que hemos tenido tradicionalmente conocido, pues por ejemplo, en Canarias lo que se hacía era pintarles unas crucecitas con pintura de color añil en el cuerpo, en la barriga y en la espalda, y esto se suponía que les protegía. En Galicia somos más de amuletos y desde la figa los escapularios, llevar algo encima que protegiese. Pero una vez que la protección no había funcionado y el mal de ojo había hecho efecto ya bueno, se abre todo el mundo de la vela, de la brujería, de la santería, de las meigas y de todos estos sincretismo religiosos para extraer el mal de ojo, el aire, se le llame como se le llame a los niños, que son siempre las principales víctimas de estas creencias.

[00:48:28]

Terminando, casi no se dio el caso que más ha llamado la atención que haya provocado miedo de los que hayas leído o vivido o te han contado.

[00:48:37]

Bueno, a mí me sorprendió muchísimo cuando los casos que siempre me impactan más son los que vivo en directo, los que me cuenta la gente y me hablaban precisamente en Valga, en Pontevedra, de una niña que empezó a adelgazar, una niña pequeña que no comía. Bueno, esto es lo típico, la típica síntomas del mal de ojo y que tuvieron que llamar a una amiga para que le hiciese una serie de rezadas y protecciones y demás. Esta amiga estuvo en su casa unos días y vio pasar en un momento dado a una vecina que quiso acariciar a la niña.

[00:49:16]

Entonces la amiga le dijo no lo dijo, vade retro. Pero algo parecido por aquí no pasas. Échate atrás. Y en ese momento la mujer, que era la que le había echado el mal de ojo, cayó al suelo y se fue de allí arrastrándose como una serpiente. Me contaron esto arrastrándose como una serpiente. Es algo que se narra incluso en el siglo XVI. De cosas que pasaban durante las sesiones de exorcismo. Siempre hay esa imagen de la serpiente, como el pecado y el vicio.

[00:49:45]

Y Natàlia. Todo esto pueden ser hechos reales o quizá producto de la imaginación de sus pueblos, por ahí perdidos, de la falta de cultura, de la falta de comunicación, etcétera, etcétera.

[00:49:57]

Pues claro, a mí. Bueno, son cosas que me cuenta mucha gente y las cuenta con una convicción muy sólida. Yo no soy quien para ponerlas en entredicho. Yo las estudio desde la ciencia, desde el afán antropológico. Y la verdad es que no soy capaz de dar una explicación. Las creencias coinciden a lo largo de la historia y además en lugares muy diferentes. Ahora sabemos también que la sugestión y la creencia, pues, es parte de de que funcionen las cosas.

[00:50:27]

El vudú funciona con la gente que lo cree. Por ejemplo, pues esto, hay algo que creo que también hay algo de ello.

[00:50:32]

Como dicen en tu tierra. Haberlos haylos. Quizás sí, sí.

[00:50:35]

Y esto lo siguen diciendo, eh? Seguro. Notaríamos que hemos hecho con ella un viaje a través de aterradoras historias de esa España maldita, de las malas cosechas, pero que disfruta con otros. Nathalia Muchísimo. Claro que sí, en forma de contacto.

[00:50:58]

Es que alguien quiere saber más de ti, de tu libro, de tu trabajo?

[00:51:01]

Bueno, pues se me pueden buscar en las redes sociales. Estoy en Twitter, Natalia Monge en Facebook también y sobretodo en Twitter. Si queréis vivir una aventura, buscad mala cosecha, porque hay un juego de elige tu propia aventura inspirado en los casos del libro para jugar en Twitter como te gusta.

[00:51:19]

Ya me gustaría a mí jugar contigo. Eso también vale. Venga, pues tienes que probarlo. Agustín Caro 1 Otro técnico. Gracias Natalia Monge. Un beso grande. Muchas gracias a ti. Que sigamos juntos por ahí. Un abrazo sorprendido.

[00:51:30]

Buenas noches. Llega el momento de hacer una pausa, llega a nuestros compañeros de las noticias de las 13 a las doce en las Islas Canarias. Pero regresamos enseguida. La segunda parte nos espera un viaje por el camino de las estrellas y un curioso activista de la espiritualidad que os va a sorprender. Ya veréis.

[00:52:03]

Redes sociales abiertas en Facebook, Twitter, Instagram en blanco, radio y o número de WhatsApp 6 3 3 50 50 11 esperando vuestras comunicaciones, el espacio en blanco continúa en unos minutos. No os vayáis, que enseguida regresamos.