Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
Proofread
[00:00:05]

Fotico for change the next yes we got pumo y es amor, hipó y happy.

[00:00:17]

O Coachees Ward Onfray liberó a Buyers Fontova Moyers a Barack Obama. Bienvenidos a For more years, el podcast de Hispanica Ussel y la cadena SER, que recorre siete décadas de campañas electorales en Estados Unidos. Hoy 1964, Jonsson contra Goldwater Estados Unidos llegó a las elecciones de 1964 en estado de shock. Sólo un año antes el presidente Kennedy había sido asesinado en Dallas. La aprobación del Acta de Derechos Civiles provocaba disturbios en muchos lugares del país y el mundo parecía caminar sin remedio hacia un enfrentamiento nuclear.

[00:01:04]

Lyndon Johnson, candidato demócrata, contaba con la ventaja de haber sido el vicepresidente de Kennedy, con todo lo que eso suponía. Quizá por eso, en lugar de hablar de propuestas, centró gran parte de su campaña en atacar a su rival, Barry Goldwater. El candidato republicano cometió el error de dedicar demasiado tiempo a defenderse de esas acusaciones que le presentaban como un radical de derechas, en lugar de explicar a fondo su programa. Al final, a Goldwater le pudo quedar el consuelo de que su discurso, que ese año sonó demasiado estridente para la mayoría de los estadounidenses, resultaría ganador en 1980, aunque para entonces sonaría ya en la voz de otro candidato.

[00:01:52]

22 de noviembre de 1963, John Fitzgerald Kennedy muere asesinado en Dallas. Le sustituye en el cargo el vicepresidente Lyndon Johnson. Estas son sus primeras palabras como trigésimo sexto presidente de los Estados Unidos a Canadá que.

[00:02:17]

Farero Akeem. Áreas Cinco días después, Johnson se dirigía al Congreso de los Estados Unidos, crujiendo al país a seguir avanzando para que la vida y muerte del joven Kennedy no fuesen en vano. John. Quién eres? Romanos Boris Roarton. Claro.

[00:02:43]

Mar Rojo. Más agua. Quién mejor para continuar el legado de Kennedy que el que había sido su vicepresidente Johnson. Esto al menos pensaban este y los delegados de la Convención del Partido Demócrata de 1964 que le votaron como candidato a la Casa Blanca. Flavas. Cantillo. Continuemos. Este fue uno de los eslóganes de campaña de los demócratas. Y eso que por trayectoria, temperamento, incluso imagen, Johnson representaba todo lo contrario que Kennedy. Nacido en 1908 en una granja de Texas.

[00:03:16]

La educación de Johnson había sido la de cualquier muchacho de la época que hubiese asistido a una escuela pública. Graduado en Magisterio en una universidad perdida del Medio Oeste. Johnson fue profesor de secundaria durante tres años hasta que en 1931 marchó a Washington DC, donde se matriculó en Derecho en la Universidad de Georgetown para costearse los estudios. Se empleó como asistente de un congresista, convirtiéndose él mismo en congresista en 1937. Con el tiempo sería un consumado profesional de la política y profundo conocedor de los procedimientos legislativos y de los resortes del poder de Washington.

[00:03:56]

Frente a él, el Partido Republicano puso a Barry Goldwater, senador por Arizona. Nacido en Phenix en 1909, su abuelo, un judío polaco, había hecho fortuna. Lo que no significaba que nadie hubiera regalado nada a Goldwater, quien de joven había comenzado su carrera política desde abajo como concejal, sin tener el carisma personal de Kennedy. Goldwater si gozaba de mejor imagen que Johnson, con el que se cebaba los caricaturistas por el descomunal tamaño de su cabeza y de sus orejas.

[00:04:26]

Del republicano, por cierto, llegó a prenderse una jovencita de Arkansas sin edad suficiente entonces para votar Hillary Rodham Clinton.

[00:04:35]

Algo así como huargo. Pero las elecciones de 1964 no giraron alrededor del físico de sus candidatos, sino de cuestiones de mayor calado, como el rol que debía de jugar el Gobierno en la vida de los americanos. Para Jonsson. Este papel debía ser preponderante. Se trataba de volver al New Deal de su admirado Franklin Delano Roosevelt y desde allí construir un programa de políticas sociales todavía más ambicioso. La Big Society Johnson se había puesto manos a la obra nada más tomar posesión como presidente a la muerte de Kennedy un año antes de la campaña en sólo doce meses.

[00:05:12]

Impulsaría numerosas normativas en materias como educación, medio ambiente, transporte, vivienda, subsidios agrarios o lucha contra la pobreza en Paq Ory Mayor, Heveos Guapas.

[00:05:24]

Por su parte, Coldwater era partidario de que Washington se inmiscuye lo mínimo necesario en la vida de los ciudadanos. Lo contrario suponía, según él, un crecimiento del aparato burocrático, un aumento del gasto público y una merma de la libertad individual. Su mensaje de campaña era que el ciudadano había quedado reducido a mero contribuyente, obligado todos los años a entregar el esfuerzo de largos meses de trabajo a un voraz e implacable Gran Hermano.

[00:05:52]

El Gobierno Hoover, Big Brother and you want. Te veo yo acá.

[00:05:59]

Goldwater urgía a los norteamericanos a retomar las riendas de su destino y poner al gobierno a su servicio. Al fin y al cabo eran ciudadanos, no súbditos. En plena noche. Pero voy al acto. Joubert. Tal era la desconfianza que el Gobierno suscitaba en él que Coldwater llegó a votar en contra del Acta de Derechos Civiles. El acta de promulgada en julio de 1964 acababa con la discriminación de los negros en los Estados Unidos y supuso un tanto a favor para el presidente Johnson.

[00:06:31]

Goldwater se opuso al acta no porque estuviera a favor de la segregación racial, sino en nombre de las competencias de los Estados que formaban la Unión. Por supuesto, los demócratas no tuvieron en cuenta este argumento de su rival. Mucho menos que en 1957 y 1960 hubiese votado a favor de los derechos civiles. Más bien pretendieron hacerle pasar por un racista, por ejemplo, recuperando la opinión favorable que Goldwater le merecía a Robert Krill, jefe del Ku Klux Klan de Alabama, Alak Barry Göteborg.

[00:07:03]

En ella, los demócratas también acusaron a Coldwater de querer desmantelar la Seguridad Social. Al ser preguntado por un periódico de Atlanta acerca del asunto de la sanidad, el republicano había respondido que tenía el mejor de los seguros un yerno médico. Sus rivales no basaron su acusación únicamente en. Esta salida pretendidamente humorística también se enumeran las veces que el candidato republicano se había mostrado favorable a convertir la seguridad social en un sistema de contribución voluntaria On at least ChavÃn Different QuellÃn, Barrick Gold Water Set Web Rast de COBIT Chain o tequio exhausto en la charnego que están asistirme en la pista NatGeo Metro View.

[00:07:44]

No lo digo así en Декабря Naropa ronque de interview no lo digo yo. No lo marcan en Pichí Derogue las Janni Huari en Canco Juanfer agranden la cuestión por si no fuera suficiente.

[00:07:56]

Los demócratas recriminaron a Goldwater la vez el 1 de septiembre de 1964, que interrumpió sus vacaciones de verano, subió a un avión y cruzó el país únicamente para asistir a la votación de un programa de seguros médicos para gente mayor. Este fue el sentido de su voto. Además de la imagen de un Goldwater insensible a las necesidades de los más desfavorecidos, los de Johnson vendieron al electorado la de un temerario Goldwater mismo y su despreocupada opinión acerca de la bomba nuclear contribuyeron a su mala fama.

[00:08:30]

Bueno, bueno, animó al mitin Sextina Barrick Gold borrar el núcleo Bryan Web, un arma como cualquier otra.

[00:08:38]

Esto pensaba Goldwater de la bomba H. La opinión del candidato republicano, que también estaba en contra de prohibir los ensayos nucleares, inspiró a los demócratas, el que está considerado el vídeo electoral más impactante de todos los tiempos de Carl. En él, una niña cuenta hasta diez mientras deshoja una margarita.

[00:09:11]

De pronto. Una inquietante voz metálica inicia la cuenta atrás, confundiéndose el cero con una explosión nuclear. Es entonces cuando suena de fondo la voz del presidente Johnson como una última esperanza, dando a elegir entre la paz y la concordia o la destrucción y la muerte.

[00:09:36]

Uy, más Ider y Chade. Además, si bien vienen, Danziger ni se cita ni aparece Goldwater fue el comité de campaña de éste el primero en darse por aludido exigiendo la retirada del spot tras insertarlo como pausa publicitaria en un programa de máxima audiencia de la NBC. Los demócratas accedieron y no volvieron a pagar por su emisión. Pero ya no importaba. Tal fue la repercusión y la polémica que la abecé y la CBS lo emitieron gratis por su interés informativo, llegando a la niña del anuncio a ser portada de la revista Time.

[00:10:11]

Para buena parte de los votantes, el senador por Arizona era un peligro público preguntarse si Coldwater hubiese desencadenado una guerra nuclear de ser elegido presidente. Entra dentro de los terrenos de la ucronía, no de la historia, vistos con la perspectiva de los años. Sus excesos hoy se juzgan retóricos, como cuando para solucionar los males del país, propuso cerrar la costa este, dejándola flotar en el océano a la deriva. Las de Coldwater era una manera de hablar más propia del americano medio que del establishment, incluso dentro de su partido, Goldwater era considerado un outsider, un fronterizo a los varones republicanos del ala moderada como Scranton, Romney o el derrotado en las primarias Rockefeller.

[00:10:57]

Sólo les faltó hacer campaña por Johnson en contra de Coldwater, quien sí lo hizo en un vídeo electoral de los demócratas fue este republicano anónimo al que el senador por Arizona causaba terror.

[00:11:08]

Es más chisme.

[00:11:10]

Hay amplio acuerdo en que Barry Goldwater equivocó estrepitosamente su estrategia de comunicación en primer lugar, y dedicó buena parte de la campaña a construir la imagen que de él habían hecho los demócratas, aceptando implícitamente que los términos del debate los marcaba el partido rival.

[00:11:26]

Así recurrió la senadora Margaret Choix, que le presentó como un firme partidario de la Seguridad Social, y sollocé, que también recurrió al viejo Eisenhower, que negó que el senador por Arizona fuera un temerario, pues sabía lo que era la guerra por haber participado en una batalla al tuyo.

[00:11:44]

Norma no debe boulevares cuando Vibram Goldwater también se equivocó apostando por formatos caducos como esos en los que un ciudadano cualquiera hacía una pregunta al candidato para que éste se luciera con la respuesta.

[00:11:57]

Hoy Les Hassler la cuestión ovar de no trabajar para el enemigo değil Delbert Bag, la rompedora agencia de Madison Avenue que ideó el video de Datepicker, habría recomendado a Coldwater que innovar y pasase a la ofensiva.

[00:12:12]

Eso hizo hacia el final de la campaña con un video que, sin embargo, no surtió los efectos deseados.

[00:12:20]

En él, una profesora toma juramento de lealtad a la bandera a sus alumnos.

[00:12:27]

De pronto, una voz en ruso interrumpe la ceremonia matutina con amenazas de enterrar a los americanos y la promesa de que sus hijos serán comunistas.

[00:12:36]

Es Nikita Kruschef y voy a la página web del anuncio.

[00:12:42]

Perdió toda su efectividad con la renuncia de Kruschev como primer secretario del Comité Central del PCUS el 14 de octubre de ese año, en plena campaña electoral norteamericana. Sumercé fallos de campaña como éste al éxito de los demócratas en la difusión de una imagen extremista de su adversario y el hecho sociológico de que los Estados Unidos se movían entonces en un consenso progresista. Entenderemos así mejor la aplastante victoria de Lyndon Johnson 42 millones 825 1463 votos frente a los 27 millones 146 1969 de Goldwater.

[00:13:20]

Sin embargo, hay quien habla de derrota fecunda a pesar de sus paupérrimos resultados de 50 estados, solo ganó en 6. Goldwater supo definir la identidad política de la nueva derecha americana en torno a la moral y el patriotismo. Más todavía, echo a andar un movimiento político de bases que con disciplina, entusiasmo e idealismo alcanzaría la meta. Dieciséis años después, en 1980, con la victoria de Ronald Reagan, ese día tomó fuerza de propuesta de gobierno la frase pronunciada por Goldwater en su discurso de aceptación en 1968, la de que ni el extremismo en la defensa de la libertad es un vicio, ni la moderación en la búsqueda de la justicia una virtud alcanzarla.

[00:14:10]

No voy a hablar ya es.

[00:14:29]

For more years el podcast sobre la historia de las campañas electorales en Estados Unidos desde Hispanica Axil y la Cadena SER.