Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
[00:00:11]

Lo que viene a continuación es la historia de aquellos que se pusieron los guantes de boxeo para salvar la vida en Auschwitz.

[00:00:19]

Cuentan que allí donde el hombre por no tener, no tenía ni nombre, sólo era un número, un SS aburrido, cansado de matar, buscaba diversión, un rato de asueto para distraer el sopor de asesinar. Y entonces volvió a preguntar quién sabe boxear? Y cuentan que allí, detrás de la alambrada, donde los presos no eran presos sino carne de cañón, seres humanos, más de un millón, todos asesinados y convertidos en humo, ceniza y carbón.

[00:00:53]

Unos hombres buenos subieron al ring por obligación, no para entretener al maldito ese, ese que buscaba diversión. Y quizá esa fue su salvación, porque allí, entre mujer, hambruna, enfermedad y mucha mezquindad en los combates de boxeo se ganaba un poco de sopa, mantequilla y pan.

[00:01:15]

Me conoces, CVX. Necesito de mi edad, quizás la voz de El protagonista, el hombre al que se le hace la entrevista, que al final acaba siendo el hilo conductor, se llama No a Klinger.

[00:01:26]

Es una historia brutal contada en el reportaje Los púgiles de Auschwitz de los compañeros de Marca y que acaba de ser elegido finalista en los premios Onna 2020 a la excelencia e innovación en periodismo digital. Bueno, ya digo que habla de unos hombres que acabaron haciendo de boxeadores.

[00:01:43]

Algunos lo eran, otros no. Y que gracias a ello, pues muchos de ellos o algunos de ellos por lo menos se lo pregunto a los compañeros, salvaron la vida en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Esta noche estaba en Pablo Joan Arena, compañero de marca responsable de los podcast de Marca y además Premio Ondas, que todo hay que decirlo. Hola, qué tal, Pablo? Muy buenas. Buenas noches, premio Ondas por el reportaje. Es que no recuerdo ahora mismo el nombre del reportaje, pero buffets 2018 Vox Skam festivamente que significa pelea de boxeo en alemán, no significa con lo de Kampf.

[00:02:18]

Hay gente que pensaba que era en boxeo en el campo, pero no, no significa lucha, pelea bueno, responsable de proyectos de cuota de de responsable de portar demarca y Jose Ignacio Pérez que redactor de marca y director de este reportaje del que estamos hablando. José Ignacio. Buenas noches. Hola, buenas noches. Encantado de tenerlos aquí. Felicidades de antemano por todo, por la historia que contáis, por estar nominados que la Miguel. Eso es importante, hay que decirlo.

[00:02:41]

Pero lo primero, Pablo. De dónde sale esta historia? Cómo surge? Y como se entere de ella para contar esta historia? La tenía en la cabeza José Ignacio desde hace bastante tiempo. Ocurre que ya había hecho varios reportajes sobre deporte en campos de concentración, había hecho uno sobre fútbol en Mauthausen, otro sobre partidos de fútbol en Auschwitz. Y de pronto se encontró con la posibilidad no sólo de contar una historia tan tremenda como esas. Como el deporte dentro de un infierno, sino de poder entrevistar a uno de los que lo había visto con sus propios ojos, no sólo visto, sino que había estado allí peleando y poniéndose los guantes.

[00:03:20]

José Ignacio. Ese momento en que Osci Teus y os encontráis con No aleguen en un hotel en el centro de Madrid es impactante.

[00:03:28]

Y la verdad es que yo para. En mi caso fue la primera vez que estaba cara a cara con un superviviente de Auschwitz. Es cierto que había hablado por teléfono con algún otro para los otros reportajes? No, Pablo, pero para mí realmente es algo impactante ver él el tatuaje en el brazo, simplemente pensar en lo que ese hombre estaba allí sentado delante vuestro había pasado y cómo había sobrevivido. Realmente bueno, creo. Y de hecho ellos mismos lo cuentan, que quienes estaban conmigo quedaron Espinosa y Pablo García Espinosa, que fue el que grabó en vídeo la entrevista, Pablo García que hice las fotos y Guillermo reparad traductor.

[00:04:07]

Bueno, lo comentábamos y cuando realmente estábamos los cuatro verdaderamente impactado y bueno, ya cuando empezó a hablar con todo eso que nos contó, bueno, quería contar un pequeño detalle que en un momento casi hasta se nos saltaron las lágrimas, porque hay un momento súper emotivo de la historia de Noa, que es una bella liberado, que qué bueno que fue el culmen de todo aquel momento que vivimos, porque realmente bueno, yo lo viví en el principio del reportaje es que estábamos en un hotel de lujo en el centro de Madrid, pero realmente ese hombre nos transportó al mismo infierno con lo que nos estaba contando hace 30 años atrás, a mediados del siglo del siglo XX, a plena Segunda Guerra Mundial y al campo de concentración de Auschwitz.

[00:04:49]

Te puedes imaginar con todas las barbaridades que ya ocurrieron?

[00:04:53]

Claro, Pablo lo ha mencionado ahora hace un momento José Ignacio, pero las imágenes de Pablo García y de Rodolfo Espinosa son espectaculares, impactantes también. Sobre todo yo me quedé alucinado cuando cuando le vi cuántos años tenía José ya cuando hizo la entendian, pues tenía 91, se lee, si no recuerdo mal 91 porque él falleció luego, después apenas unos meses, 11 meses después falleció en diciembre de 2018 y tenía 92. No recuerdo exactamente cuando cumplía los años, pero bueno, noven 90, 91, 92.

[00:05:25]

Él tenía el tatuaje y se ven las fotos perfectamente todavía del número de prisionero unos siete, dos, tres, cuatro, cinco.

[00:05:32]

Y se puso unos guantes que le habíamos llevado, que yo creo. Bueno, esto me lo contó Pablo y Rodolfo, que ellos a veces cuando vas a hacer un reportaje a ver, llevas algo de atrezzo, pero no estás muy seguro de si el personaje va a aceptar que ponerse ese atrezzo no depende. Y resultó que no había vuelto a boxear desde 2006. No se había vuelto a poner unos guantes de boxeo desde con cuántos años de veintipocos años entró muy joven y siendo muy joven.

[00:06:01]

Rosaria Los. De años, cuando cuando salí de Willie, de entonces, bueno, lo contaba, que para él la historia lo es. Se acabó allí, pero que siempre puedes agradecer al boxeo porque el lo dice una y te metes en gracias al boxeo. Fue una de los milagros porque cuenta Bagger Milagro que a él le ayudaron a salvar la vida.

[00:06:21]

En Norwich hay gente que igual todavía se está preguntando cómo comienza todo esto? No hemos escuchado el sonido del podcast en el que se ve cómo es esa historia. José Ignacio Él llega al campo de concentración y un comandante con el comandante del campo pide voluntarios, gente que sepa boxear y uno de los buenos.

[00:06:39]

Él habla en concreto del COMANDE Heinrich Suavi, el comandante de Administres de Monolith. Es bueno, cuenta que era una mándelo. Qué hay bueno para su relajación personal o para entretenimiento de los FF? Pues él buscaba entre los prisioneros personas que supieran boxear para organizar combates de boxeo. Pero bueno, en algo un poco generalizado, porque también más allá de Monod, Wicho, hay otros prisioneros que recuerdan un montón de combates en Norbit, uno en el campo principal, incluso alguno en Birkenau.

[00:07:08]

Es la primera ampliación que quiero ir. Bueno, el principal campo de exterminio fueron las cámaras de gas, aunque también hubo alguna en Hawai. Sabe decir que en el complejo, en los 13 que recuerdan los superviviente combates de boxeo. Y bueno, debía de ser un poco algo general el tema de los SS, porque también hay que pensar un poco. No nos lo contaba en el reportaje. En la época en la que eso estaba pasando no era como ahora.

[00:07:33]

El boxeo era un deporte mucho más de masa que ahora y los boxeadores eran muy conocidos entre entre la gente. Y bueno, en algo yo era era grande entonces bueno, los ejeje que es verdad que tampoco salía mucho del campo de concentración, lo mismo que ocurría con los o los partidos de fútbol. Bueno, pues organizaban esos combates o esos partidos de fútbol, pues un poco para para su entretenimiento. Pero eso al final fue un beneficio para los prisioneros, porque como les interesaba que tuvieran un poco en condiciones que no quiere que los trataran bien, eso sí que hay que dejarlo claro.

[00:08:10]

Ellos también sufrían como el resto de los prisioneros, sólo que tenía algunas pequeñas ventajas, como alguna reacción extra o trabajar en osamos porno al raso o al aire libre a temperaturas bajo cero, sino que les daban trabajo bajo techo o en la cocina. Y el trabajar en la cocina era, pues, otro medio de sobrevivir porque les permitía tener acceso a la comida y de poder robar cualquier patata o cualquier pollo o lo que fuera. Y bueno, pues las únicas en las que estaban eso era casi un pasaporte a la supervivencia.

[00:08:41]

Todo esto me recuerda a una entrevista que realizamos también aquí Un verano hablé con José Marfil, superviviente del campo de Jasen, y nos contó cómo, cómo se jugaba al fútbol y también cómo sobrevivió gente gracias a jugar al fútbol. Por lo mismo que estáis contando aquí de Nuevo Caligari y el boxeo. Hay una frase de la entrevista que le hacéis a Noah cuando dice la inspiración que tuve, lo que me llevó a levantar la mano cuando el comandante preguntó quién sabía boxear.

[00:09:04]

Fue lo que me salvó la vida y estaba pensando cuántas veces a lo largo de su vida recordaría ese momento? Sí, porque él no sabía boxear, pero no se había puesto unos guantes nunca en su vida y de hecho, y lo cuenta muy bien cuando le llevan a de repente un gimnasio que se abren las puertas. Imagínate que sangre fría en un campo de exterminio, un gimnasio con un rey de exterminio y de repente un gimnasio en el que incluso había un campeón del mundo de boxeo.

[00:09:27]

Ahí entrenando. Se dan cuenta enseguida que él no es boxeador.

[00:09:31]

Sus compañeros y le salvan, le salvan.

[00:09:35]

Y ahí se produce uno de esos milagros, porque le amenaza uno de los uno de los prisioneros, pero que era el capo de, digamos, de los que llevaban los chicos de boxeo.

[00:09:43]

Nos dice que como no sepáis boxear a la cámara de gas y empiezan primero a boxear una pareja que sí, que eran boxeadores y justo cuando era su turno el otro se cansó de verles y dijo venga, venga, pues ahora a entrenar.

[00:09:55]

Y eso es lo que le salvó. Tenía veintipocos años cuando entró en Auschwitz o menos de veinte, y llegó hasta hasta los noventa y dos años para contar su experiencia y para hacer luego, además, dedicarse al deporte, ser periodista deportivo.

[00:10:09]

Y si no me equivoco, hasta presidente de Instituciones Deportivas CABI del Macabi soy Jack Maccabi de Tel Aviv. Qué barbaridad!

[00:10:18]

La verdad que podríamos contar mil historias dentro de la historia. Me gustaría remitir a la gente, porque yo creo que esto es un reportaje para verlo, no un reportaje, por cierto, para algo que tiene una gran complejidad. Bueno, me lo cuenta Pablo, me lo cuenta José Ignacio. Pero hay narración escrita y narración audiovisual. Hay infografía. Es muy complejo. Se tarda mucho tiempo en hacer una cosa así. Pablo Bueno, José estuvo desde el principio hasta el final y de hecho voy a confesar que que José en los últimos días de entrega ya de cierre del podcast, que fue lo último, lo último que llegó de y de la impresión en dos fines de semana consecutivos en primera plana enmarca estaba harto.

[00:10:53]

O sea, estaba ya harto de la historia y de hecho se ha separado ya un poco de estas historias largas, aunque esté comerciaban las cocinas tienen la cabeza como.

[00:11:02]

He tenido que algunas tienen la cabeza. Perdónanos por recordártelo, José Ignacio. No, no, no, qué va! No, al revés. No, no, la palabra no es, no era un poco. Eran muchos meses de trabajo, eran muchas cosas. Había que revisar los videos, había que revisar los textos, los audios, comprobar el suplemento de aquel que salió en dos domingos. Cada uno mira bien el especial de la UE estuviera en su sitio y encajara.

[00:11:29]

Y al final eran muchas cosas, verdad? Pero uno una semana o la última semana de un extre? O importante. Pero bueno, al final, gracias al trabajo, todo salió bien. Eso es lo importante. Y bueno, al final yo creo que todos acabamos muy contentos con el resultado.

[00:11:49]

Además, con la voz inconfundible de José María del Río, que le da una potencia extraordinaria, extraordinaria y extraordinario. El reportaje, ya digo, los púgiles de Auschwitz. Simplemente poner eso en Internet, en Google o donde sea, en el buscador que sea y salen. Merece mucho la pena dedicarle un ratito a ver este maravilloso reportaje de la gente de los compañeros de Demarca, Pablo Jon Arena. Si quieres decir algo más, ahí tienes el micro, aunque tiene muchas horas para decir cosas en la radio.

[00:12:13]

Bueno, déjame decir quiero. Quiero romper una lanza a favor de este periodismo deportivo que es de largo desarrollo. Yo creo que esta historia igual dentro de diez años se puede seguir escuchando igual, porque es algo que ocurrió en un momento determinado y que estábamos muchos periodistas o unos cuantos periodistas buscando este tipo de historias. Pero yo en el fondo lo que yo lo que quiero en el deporte es el tertulia. Sabes?

[00:12:37]

Está muy bien. Mira, aquí estamos y te lo digo, hemos tenido un rato. Ya, ya, ya, ya, pero está muy bien. Me voy de aquí y contar esto y esto parece como las dos de España. La verdad que todo el mundo lo ve y todo el mundo le gusta. Y esta historia es muy potente, pero creo que es muy compatible porque hay gente que piensa que no, hay gente que piensa que solo esto es el prisma deportivo y yo creo que no.

[00:12:55]

Yo creo que es muy compatible el comienzo del programa, la tertulia Messi y la polémica y los gritos con este otro tipo de historias.

[00:13:04]

Quiero decir que es compatible. Eso es simplemente es lo que quería decir. Nada, nada de nada.

[00:13:08]

Yo yo leo el Boston Globe y el New York Times. Estoy contigo, absolutamente contigo. Felicidades a ti. Felicidades, por supuesto, a José Ignacio, que han sido la cabeza pensante de todo esto, quien se ha pegado la paliza a José Ignacio Pérez. Así que nada.

[00:13:22]

Perdona por recordártelo, pero ha sido por una buena causa. No, para nada, para nada. Faltare. A mi me ha encantado, de verdad. Un abrazo muy grande, Jose Ignacio. Muchas gracias. Un abrazo. Gracias a vosotros y Pablo. Que tengáis suerte para esos premios. Zona 2020 para cuando? El 16?

[00:13:38]

El 16 de octubre, el 16 de octubre. A ver, los otros trabajos los hemos visto por encima.

[00:13:44]

Hay uno que es de pago y son muy buenos. También son muy buenos. Y los anteriores ganadores? Washington Post, New York Times La verdad es que impone un poquito.

[00:13:53]

Pone los púgiles de Auschwitz, la historia de aquella gente que se puso los guantes de boxeo para salvar la vida. Quizá el culmen del horror de la historia de la humanidad en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz.

[00:14:06]

Hasta luego, Pablo. Hasta luego.