Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
Proofread
[00:00:00]

De los vientos en Onda Cero. Repetimos lo que hemos dicho antes, tenemos con nosotros a un auténtico medium. Uno de esos en las películas, pero en real puede ver y contactar con el más allá. Se llama Aldo Linares. Aldo Muy bueno. Qué tal? Hola, Bruno. Qué tal? Qué tal? Qué tal? Buenas noches. Hola, Silvia. Qué tal? Cómo está? Es este verano? No por razones obvias, pero casi todos los veranos sé.

[00:00:51]

Por estas fechas se habla mucho de nosotros. Hoy lo hacemos también del Festival de América Assen, del famoso Festival de los Festivales. Tú eres uno de los fundadores, no? Sí, sí, soy. Soy de los viejitos del festival y si este año no se va a hacer? Claro, porque evidentemente tenemos que cuidarnos y tal. Y además porque el año pasado fue mi último año dentro del festival. Sabes como? Como todo el equipo que estábamos porque se vendió entonces?

[00:01:18]

Pues nos hemos quedado ya no digamos atrás y ya ha sido el festival donde he estado toda mi vida y al que le tengo un cariño inmenso, inmenso, en sobre cerrado, ya ves, pero no se supone. Eh? Es un tópico, eh? Evidentemente lo que pudiera decir. Pero no se supone que un medium tiene que ser alguien al que le gusta la música clásica? Los escritores de antes, eh? Lo de antes. No sé qué hacen.

[00:01:47]

Como Jay. Cafeses en el piso? Por Dios, nada. No? Pues mira, mira, son tópicos. Pero si además hay una cosa. O sea, yo soy muy, muy sincero con eso de como soy. Soy como cualquier persona. Pues a mí en realidad, o sea, me gusta toda la música y me gusta. También hay cosas de música clásica que me encantan, por supuesto, pero. Pero a mí me. Siempre he dudado mucho de toda esta gente de estos.

[00:02:15]

O sea, ya de por sí la palabra medium. A mí me da mucha cosa vez porque yo soy Aldo Linares y con eso tengo miedo. Bastante esta, espero, pero eh, siempre he dudado mucho de toda esta gente hiper endiosada que les ves así como que van de maestros espirituales y si que de repente van con, no sé, con una parafernalia así, porque como decía mi abuela, por el agujero más pequeño se escapa todo el aire, sabes?

[00:02:37]

Entonces? Y además, como soy peruano, pues siempre que he visto a toda esa especie de iluminados, de maestros espirituales raros y todo eso siempre me pareció sospechoso. Sabes porque? Porque en realidad lo que tengo más a mano es la vida que tengo y en la vida que tengo desde pequeño. La música ha sido, pues para mí demasiado importante y lo sigue siendo. O sea, no, no hay día que yo no pueda estar sin escuchar música.

[00:02:59]

Está trabajando. Escuchaba música que cuando salgo a la calle, el teléfono yo no lo tengo, yo no voy a aplicaciones, lo tengo con la lista de Spotify que hasta arriba. Entonces por eso no meto aplicaciones, para que? Para poder tener más capacidad para escuchar música. Fíjate, fíjate. Todo esto que nos dice se viene a propósito, lo podemos decir porque es así. Las etiquetas no son más que limitarnos. Vamos a romper con esas etiquetas que son eso.

[00:03:28]

Etiquetas son cosas que cuelgan del cuello, pero no son cuello. Es un claro totalmente. Y al final sabes muchas de esas etiquetas al final se acaban quedando hasta el cuello como una piedra con una cadena que que te vas a caer al agua y te vas a hundir. Porque además a veces es curioso, no? Pero en realidad las etiquetas al final de cuentas yo creo que para nada sirven en el sentido de que acaban condicionando. Y sí, y perdonen.

[00:03:52]

Perdónenme la expresión si eres un poco flipado, eh? Te crees todas esas etiquetas y te acabas creyendo alguien que no eres. Entonces eso es como un fake. Pero está muy bien que la gente conozca esta otra faceta, que a lo mejor es menos conocida de ti. Ni tú eres un joven de tu tiempo que yo creo que incluso tú no confirmadas o no, a la música las le dedican muchísimos más años de tu vida que cualquier otra cosa.

[00:04:16]

Totalmente. Y también otro de los temas que te encantaba eran los cómic. Y cuál es suerte? Vamos, que es una especie de influencia cachó sobre ti tremenda, no? Totalmente. Mira, yo, eh. Bueno, gracias por lo de jóvenes porque tengo 50 litros de agua, pero si no estás estupenda, además de ser reinicié para que te digan que estás fenomenal jajaja. Pero sí, sabes? Es curioso porque en realidad a mí la música me dice pequeño, gracias a mi familia siempre fueron una puerta para.

[00:04:45]

Para muchas cosas que tienen que ver con el arte también. Y para mí el arte es magia pura y en ese sentido puedes sintonizo mucho con el amor, además de todo lo que el supone. Pero también es el hecho de haber sido hijo único. Digamos que desde pequeño tuve mi universo peculiar porque yo era un niño al que le gustaban las motos o los coches, no yo. Yo era un. Locos por los ovnis fónicas sigo siendo. No lo conocía y me interesaba más.

[00:05:11]

Pues qué sé yo. Un libro de Verne que hay que saber la última hazaña de qué sé yo, de Fitipaldi. Por ejemplo, sabes? Entonces para mí todas esas cosas siguen vivas y de hecho, mira, ahora estoy hablando con vosotras y estoy viendo un cómic que me regalaron, que es la era Marvel de los cómics de 1971 a 1978. Es fantástico. Es así desde estadíos. Es parte de mi vida.

[00:05:32]

Hay que decir que Alan Murray, para que la gente lo sitúe, quién no lo sitúa? Todavía no, pero para que la gente lo sitúes, todo el mundo. Conoce Vd. mente tan bueno. Pues soy el guionista de esa historia, eh? Suficiente, eh? Carta de presentación a la Moreh tiene muchas y muy buenas. Es un gran pensador que utiliza el guión del cómic. Qué? Porque tiene dibujantes aperturista ricón del cómic para llegar y penetrar en el cerebro y en la vida.

[00:06:01]

Tiene que ser todo eso, no penetrar dentro de las personas. Él lo hace utilizando su método. Pero hay otros.

[00:06:08]

Sí, sí, mira, y esto es interesante porque por ejemplo, cuando cuando me pongo a pensar en lo que a mí me pasa, que es una cosa que le pasaba a mi madre y mi abuela también. Cuando te pasa de verdad, entre comillas, o sea, quiero decirte la verdad entre comillas, porque realmente yo no sé exactamente cómo se me. Cómo se desarrolla esto? Sabes? O sea, no sé cuál es la mecánica interna que produce esto.

[00:06:31]

Pero si te vas dando cuenta de que hay otras personas que sí saben muy bien cómo es la mecánica externa para poder justamente trabajar los lugares comunes o los arquetipos de las personas para sacarle esa información sin que parezca eso, sabes? Y a eso me refiero con toda la pandilla de sinvergüenzas y charlatanes y y sí, sinvergüenzas que se dedican pues a por unos módicos 400 euros a decir si el padre de alguien está o no está. Sabes? Y que luego te dicen estoy contactando con él, pero.

[00:06:59]

Pero ven a la siguiente cita porque estoy un poco cansado y es como no?

[00:07:02]

O sea, ya no lo sé. Sí, claro, claro, claro. Y ese es un clásico caso. O sea, yo recuerdo mira bien en Perú, cuando empecé a intentar averiguar por qué me pasaba todo esto. Porque, claro, mi madre y mi abuela no me decían nada. No, no era así. Ibas en esos aspecto y por lo que nos estás diciendo, empezó en casa, empezó antes de ti, en tu familia.

[00:07:21]

Sí, sí, sí. Lo que pasa es que nunca me dijeron nada, pero sí siempre una cosa que me llamaba la atención cuando me pasaban estas cosas. Yo siempre he sido muy callado con todo eso, de hecho. Yo recuerdo a Bruno haber ido algunas veces al mundo misterioso y ver tétrico como Anneli y no decir nada de esto. O a Miguel Blanco en el blanco no contarle nada. Por qué? Porque eran cosas demasiado mías, que era como casi las cuento.

[00:07:47]

Va a parecer como que me estoy echando una cosa así, como que me creo el especial, la especiali y créeme. O sea, me daba tanta vergüenza a mí mismo abrir esto que pensaba, no? Y todo esto se abrió justamente a raíz de la partida de mi madre, cuando. Cuando mi madre partió fue cuando decidí que tenía que abrirlo porque descubrí otras cosas que ella había callado durante mucho tiempo. Pero sí es verdad que te vas dando cuenta de que que hay tanta charlatanería y sobretodo tanta, tanta gente.

[00:08:17]

Mira, yo hace mucho tiempo pensaba que no había gente mala, pero ahora hay convencido. Estoy convencido que hay gente mala conciencia, sabes? Y hay muchos de esos que se dedican, pues eso, a decirte que qué van a hablar con tu padre ahora están jugando con tus sentimientos, están sacando dinero, te están sacando un dineral y además son unos sinvergüenzas porque es una cosa que me parece indigno, sabes? Y lo malo de toda esta historia es que luego toda está, toda esta.

[00:08:38]

Todo este circo en el peor sentido de la palabra, nubla otras cosas que sí pueden ser interesantes y a gente que realmente es muy interesante. Y además todavía hay gente que tiene el morro de achacarlo y decir que son fuerzas, que se yo o mi ángel me ha dicho que yo sea así. Yo te juro, te juro Bruno, te juro que yo nunca he visto un ángel chan. Yo no he visto esos series de mega luz, no he visto nada de eso, sabes?

[00:09:03]

Yo no te mentiría si te dijese que que vivo en un mundo en el cual las percepciones son constantes todo el tiempo. No te mentiría porque no es así, no es así.

[00:09:13]

A mí me gustaría, Aldo, que tú nos contaras un poco como una persona. En este caso, su experiencia afronta que está notando sensaciones algo distinto a lo mejor a otras personas, que tiene otros jóvenes, otros chicos, otros compañeros que no tienen nada en común, que tú notas eso y por lo que dices que eres callado y que tu familia tampoco te contó cómo tú afrontaba eso. Porque yo creo que hay gente que directamente lo rechaza y hay otros que intentan buscar una alternativa a cómo puede intentar integrar eso en su vida.

[00:09:47]

No sé cómo no lo relativas la red relativizas que tú mira, yo, yo aprendí de la manera más, más humana, es decir, pegándote el golpe y levantándote, pegándote. Guolfe Levantándote. Cuando a mí me esas cosas, el recuerdo más vago que tengo es con 6, 6, 7 añitos más o menos. Y claro, o sea, las películas son bonitas porque son películas, pero. Pero en mi caso no tiene nada que ver con la película, al contrario.

[00:10:16]

Yo si te soy sincero, las primeras generaciones pues pasé pánico, pánico, mucho miedo, mucho miedo. Y porque nadie te. Nadie te enseña cómo, cómo asumirse a ti mismo. Y sobre todo porque cuando eres pequeño y tus fronteras entre lo racional y lo que no es racional, entre lo que es imaginación y lo que no es, están muy difusas. Cuando somos pequeños somos esponjas que absorbemos todo. Entonces, cuando yo era pequeño, a pesar de tener el apoyo de mi familia, pero ser siempre muy cautos conmigo en eso y de tener mi mundo en casa, yo no había momentos en los cuales me di cuenta de que lo que yo estaba viendo no era muy normal, a pesar de que yo lo estaba viendo claro.

[00:10:59]

Cuando lo ves con 7 añitos eso es muy normal, porque digamos que es parte de tu ensoñación. Y además si le sumas el Perú de los años 70, que es ese realismo mágico que no se puede explicar porque es así, pues para mí era todo como muy y no es que me sintiese especial, pero pensaba que. Que igual era lo que lo que los niños vivían después, cuando cuando llegué a la pubertad y a la adolescencia y sí tuve más problemas porque yo no quería sentir eso.

[00:11:27]

O sea, yo quería ser un chaval normal. Yo quería estar más integrado en el grupo, aunque tenía mi grupo de amigos. Pero yo quería. Sabes? Con la tontería esa de la edad que tienes en la pubertad y en la adolescencia de querer ser el guay, digamos. Pues yo quería todo eso. Pero claro, había cosas que no cuadraban y sobre todo las experiencias que empecé a tener. Y los miedos. Porque en esa época yo empecé a darme cuenta de que eso que yo estaba viendo no lo estaba bien otras personas.

[00:11:52]

Entonces eso me generó un miedo mayor. Pensar que me estaba volviendo loco y vi lo que veía.

[00:11:57]

Si lo que ves es algo así como una especie de fotografía que cobra cuerpo, casi, casi una afirmación del pasado, de lo que ha ocurrido en el sitio y de los espacios o lo que sea, como lo que éramos en comunidades que están ahí.

[00:12:10]

Sí, mira, yo veo uno, lo que veo es como como si tuviese a ti, por ejemplo, pero un poco más, más granulado, por decirlo así. Ahora, cuando digo lo veo es porque yo lo puedo estar viendo con los ojos, vale, pero creo, porque para mí todo esto es un estado psico biológico, vale. Entonces creo que el que yo lo vea con los ojos es porque quizás mi mi cerebro está se está valiendo de mis sentidos físicos para para interpretar y digerir una situación que quizás es directamente mental.

[00:12:39]

Es entonces porque al final de cuentas es mi propia herramienta, soy yo. Y porque también eso me da un sentido de ubicación, de situación. Entonces por eso cuando, cuando a veces se habla de los médiums como agentes especiales o los sensitivos con gente cerca, yo pienso no? O sea, porque no es así. O sea, creo que todos tenemos tenemos esa posibilidad de percepción, porque todos tenemos una sensibilidad y todos tenemos un cerebro. Lo que pasa es que en algunas personas quizás se afina un poco más ese, ese afinar en la banda de esa franja de radio, por decirlo así.

[00:13:12]

La antena la tienes mejor colocada? Quizás sí, o quizás es que sintonizado de una manera un poco más, más exacta en el dial, sabes? Pero. Pero todos la tenemos porque todos tenemos un tipo de percepción determinada, pero esto no te hace ni mejor ni peor. O sea, cuando la gente dice que esto es un don para mí no es un don para nada. O sea, un don es otra cosa. Esto es un estado psico biológico.

[00:13:32]

Habrá otros que dicen que es una cosa que les ha dado Dios o lo que fuese. Yo no lo sé. Yo lo único que sé es que es un estado psico biológico en mí que sí puede conectar con otro tipo de realidades que pueden ser espíritus, o quizás que no sé si pueden ser una realidad armónica o otras dimensiones. No lo sé. O sea, la única, quizás el único momento en que lo sepa realmente bien es cuando cuando me toque partir.

[00:13:52]

Porque ahora yo no puedo decir con exactitud las cosas. Porque claro, dentro de mi franja de percepción, de lo que mis sentidos perciben también están limitados a lo que soy yo y también están limitados a mi concepción de la realidad y a cómo la interpreto. Entonces es es complicadillo. Por eso cuando hay mucha gente que dice me encantaría ser como tú, digo sí, soy majo. Claro, claro. Sí, sí, sí, sí, sí, sí, sí.

[00:14:14]

Es como si hay una metáfora tuya que a mí me gustó mucho. Entre las cosas que he leído, contabas y decías sé que eres como el teléfono y la forma de comunicación entre ellos y nosotros. Pero quién llama? Ellos son nosotros.

[00:14:30]

Mira, yo te voy a ser sincera también. Y además, siempre digo que tengo que ser sincero porque justamente no lo tengo que hacer por respeto. Vale, por respeto a ti, a vosotros, a quienes escuchan y a gente que me ha ayudado a ser como soy también. Y mira, eh, yo soy un teléfono nada más. Por qué? Porque son un instrumento, nada más. Entonces creo que ese instrumento funciona. Si el otro lado, que es el que lo tiene más, digamos.

[00:15:04]

Cómo te digo? O sea, yo no. Yo no puedo pretender conectar con un ser querido que se ha ido primero porque no creo en el tele espíritu. Dígame. Vale, no creo en eso para nada. Y segundo, porque si hay un hemisferio, un receptor, generalmente, generalmente es porque claro, de chaval intenté conectar. Yo no pasaba nada, nada, nada, nada, nada. Y es más, o sea, lo intenté de mil maneras, lo intenté leyéndome esos libros de autoayuda que en realidad muchos de ellos son libros de engaño, en realidad.

[00:15:36]

Pero no pasaba nada. Y al final me di cuenta de que claro, es que no, o sea, el teléfono. Alguien tiene que levantarlo y muchas veces casi, casi. Muchísimas veces se junta el hambre con las ganas de comer. Es decir, ese otro lado que por x motivos tiene algún tipo de situación que tiene que solventar, resolver, aclarar o poner el punto ahí. Y ese lado también, que cuando digamos tranquiliza un poco una situación, se puede permitir esa comunicación.

[00:16:02]

Por qué? Porque el teléfono funciona bien. Cuando alguien lo coge bien, habla bien por el auricular y en el otro lado están escuchando las interferencias desde entonces. Por eso te digo que en realidad alguien que siente estas cosas no es más que un teléfono y nada más. Nada más. Y el que diga que es otra cosa y. Que diga que esto es una opinión mía, vale. El quería que no es alguien sublimado, alguien especial, alguien tocado por una gracias porque yo dudo mucho de eso.

[00:16:26]

Dudo mucho de eso porque lo que tú dices es tiene que ser en tu caso una persona que al final haces como transmisor, no? Bueno, ese teléfono no tiene que estar con interferencias para que se pueda ver esa conexión. Y lo que yo no sé es a la hora de intentar hacer ese contacto. Cuando levantan el teléfono, como tú lo comentas, en plan metáfora de eso que hay en el otro lado que nosotros no vemos y a través de ti consiguen conectarse, utilizan diferentes métodos?

[00:16:55]

Parece ser que sí.

[00:16:56]

Mira, parece ser que si en realidad hay una cosa que siempre digo, que si alguien quiere, por ejemplo, conectar con alguien que ha partido con un ser querido, un amigo, una pareja, lo que fuese, no necesita de ningún medio. No hace falta. Es mucho más sencillo. Por qué? Porque esa es una cuestión. Es un planteamiento mío. Vale? Yo creo que sí. Si dejamos durante toda nuestra vida el cuerpo, digamos, la herramienta física que tenemos para desplazar nuestro espíritu en este plano, porque no me creo que seamos solamente cuerpo y que seamos solamente un proceso mental.

[00:17:25]

O sea, sería muy mediocre por nuestra parte y sobre todo viendo todo lo que tenemos alrededor, viendo todo lo que somos capaces con nuestros sentimientos, con nuestro pensamiento. Pensar que solamente somos eso. Es como pensar que lo que brilla en el cielo son luces que se encienden de noche solamente para eso. Entonces, cuando, cuando ocurre eso, creo que es porque llega un momento en el cual ese cuerpo, ese instrumento, se le queda corto al conductor porque ya no funciona más.

[00:17:52]

Entonces el conductor lo que hace es salir e ir. Se va de ese cuerpo, pero entra en otro tipo de leyes físicas que desconocemos nosotros. Del mismo modo que cuando tenemos ocho años desconocemos muchas leyes que son convertidos, comprendemos. Entonces creo que es un proceso de evolución y de sublimación de cosas y que son cosas muy físicas, que estados distintos. Entonces creo que ellos en ese otro lado, al no tener la, digamos la el condicionamiento físico que nosotros tenemos, es decir, yo quiero estudiar hasta las cuatro de la mañana, tengo muchas ganas.

[00:18:23]

Vale, pero si mi cuerpo está cansado, por mucho que lo intente no voy a poder. Pero claro, si quien sabe si ese cuerpo ya no tener ese tipo de pesos que dé posibilidad a otras cosas. Entonces si somos conciencias? Y si nuestro nivel mental es tan potente? Porque al final de cuentas transmitimos mucho con ese mandato cerebral de conciencia, de mente, como queramos llamarle. Por qué no pensar que en ese otro lado, además de este tipo de comunicación, también puede venir un tipo de comunicación que puede darse, por ejemplo, en estados de descanso, como son los sueños, en pequeñas intuiciones, en pequeños detalles sutiles, como a nosotros en nuestro plano, si no son los años, nos son dados cuando nosotros vivimos, quiénes son sus padres?

[00:19:09]

Pues podéis saberlo. A veces no hace falta ni decir solamente con una pequeña mirada ya se están diciendo muchas cosas así nosotros somos capaces de eso. Por qué no pensar que en otro estado de sublimación de energía o de física o lo que fuese, se puedan dar otro tipo de mecanismos que puedan comunicar? Sabes quién sabe, Aldo?

[00:19:29]

Si tú vas a un sitio, a una casa o un edificio en donde ha ocurrido algún tipo de desgracia, un asesinato, un crimen, lo que sea. Tú ves lo que ha pasado en el lugar. Es como si la película se repitiera y tú haces Besaya.

[00:19:43]

Mira, yo sólo sólo puedo cuando eso es un poquito. Cómo lo digo? A ver, ñolas las 24 horas del día no estoy con la cabecita con el interruptor encendido. Claro, porque tengo que saber lo que tengo que estar. O sea, tengo que estar. Pues a trabajar, a planchar, a preparar la comida, a que no me pisen los coches, lo que es mi día a día, porque lo importante es necesario y porque además creo que es lo lógico, poco sentido común.

[00:20:11]

Entonces, si yo voy a un sitio, por ejemplo, las investigaciones que hacemos con ésta o con Cuarto Milenio. Pues yo llego al sitio y lo que hago es intentar tranquilizarme un poco para luego poder hacer eso. Ese cambio de darle al interruptor. Por qué? Porque ya a lo largo de los años, con ese experimento de acierto error que he tenido conmigo mismo porque he sido muy bruto, con muchas cosas de pequeñas, pues digamos que ya sea un poquito controlar eso.

[00:20:40]

Vale, entonces que es como que abres un poquito la antena, como si enciendes, como si fueses un radioaficionado y enciendes el interruptor. Entonces yo puedo acceder a determinados detalles, que es como si. Eso es curioso porque es interesante. Hoy podemos hablar de lo que la impregnación no sea esa película que puede quedar registrada por X motivos que no sé exactamente cuáles son. Hay algunos que dicen que es porque es energía, que es tan densa que se queda contenida, porque hay lugares en los cuales el impacto emocional se impregna, que eso es muy interesante porque me llegaban a pensar una cosa no os ha pasado alguna vez que yendo a una casa donde pasan cosas raras entráis y decís qué mal ambiente?

[00:21:16]

Qué hay aquí? Luego descubrí que la pareja ha discutido que la familia ha discutido. Es como que a veces sudamos eso. Ese tipo de energía, por decirlo así. Entonces a veces puedo percibir esas cosas, pero no siempre. O sea, no es que yo sea infalible ni nada, porque además eso es otra cosa. Yo dudo muchísimo de la infinita infalibilidad de esto y de la gente que es al 1000 por ciento infalible, porque no me parece extraño.

[00:21:38]

Somos humanos. Me parece que atrás.

[00:21:40]

Qué sensaciones son las que tú percibes cuando notan que estás ya en esa conexión?

[00:21:45]

Mira, tengo. Tengo quizás por. Por. Porque desde pequeñita me creía investigador. Tengo mi pequeño protocolo y mi pequeño cuaderno de campo que afortunadamente irá gracias a Xavi Pérez Campos. iClaro, altavoces, es que ya llevo un cuadro en el campo físico, pero de pequeño tenía un cuaderno de campo que era un cuaderno del cole de la guerra de las Galaxias, que como yo era muy mal estudiante en matemáticas, me sobraban muchas páginas y anotaba mis pesquisas de protocolo.

[00:22:15]

Entonces me di cuenta de que con el tiempo, físicamente, voy sintiendo dos cosas. Una, que es que la parte superior de la bóveda desde mi paladar se seca un poco y tengo un ligero picor, vale? Y un ligero picor en los labios. Sé que esto es muy, muy gracioso, porque puede parecer como que es una sugestión que también tengo en los ojos. Noto como una especie de. Como si. Como cuando tiene cierta sequedad.

[00:22:47]

Porque enfocas mucho en un punto en la pantalla del ordenador, por ejemplo. Eso que puede ser. Mi teoría es que quizás mi cuerpo, al reconocer una sensación mental, quizás lo pueda estar matizando físicamente como herramienta de interpretación. No lo sé. Es una teoría, vale. Y entonces luego siento una pequeña bajada de temperatura en las manos, que luego son varios grados y es muy loco, no? Porque en realidad hay algunos análisis que me han hecho médicos respecto a esto y que para mí es genial, porque eso es otra cosa.

[00:23:18]

O sea, creo que esto la ciencia lo tiene y lo puede investigar, porque además es necesario, es bonito, o sea, la sistemática. Hay mucho, mucho cantamañanas que se estrella contra la ciencia porque claro, les van a desbaratar el chiringuito. Pues eso. Pues no! O sea, la ciencia está para eso, también para investigar. Y porque además yo quiero saber qué pasa en mí. Quiero saber porque para mí es importante saber que no estoy loco.

[00:23:40]

Para mí es importante saber que mi cuerpo da estas señales porque, porque, porque me quiero comprender, o sea, porque quiero saber qué rayos me pasa. Sabes? Entonces todas estas cosas físicas ocurren. Y después, cuando, cuando ha ocurrido todo esto. No es que yo a mí no me entra un espíritu en el cuerpo ni nada, porque ese es otro, otro mito, vale? O por lo menos para mí. O sea, yo estoy muy consciente de quién soy yo.

[00:24:03]

No me tiro en el suelo con espasmos ni me pongo con voces tan guturales porque. Porque eso me da miedo y además me parece muy sospechoso, eh? Cuando era pequeño y empecé a investigar las apariciones marianas, me parecía muy cantoso por una sencilla razón porque si la Virgen se me va a manifestar angelical mente y se va a manifestar ante una persona, no os parece raro que se manifieste con voces como cuidado? Esto da miedo. Soy muy rrible.

[00:24:31]

Es un poco apocalípticos. Claro. Y tanto amor, tanto amor y perta tratan a mordiscos.

[00:24:36]

Claro, claro. Es contradictorio. Entonces es como. Pues no sé. Y luego no me pongo muy así. Soy muy crítico. No me ocurre nada. Ningún espíritu. Me llevo encima. Nada de eso. No necesito amuletos. No he visto nada. Por qué? Porque el único momento que necesitas es ser ecuánime contigo mismo. Es tener sentido común y dejarte de tonterías.

[00:24:56]

Se pueden llegar a resolver crímenes con estas capacidades y con eso que te pasa a ti o no se llega tanto a tal extremo? Mira, ojalá, ojalá se pudiese. Ojalá, ojalá se pudiese. Mira, yo. Yo en esto soy muy, muy sincero, porque primero mucha gente dice pero por qué no se puede? Claro, si dependiese de mí. Claro que me gustaría y me gustaría pillar a esos sinvergüenzas y que acabasen en la cárcel como debe ser y que esos cadáveres descansen en paz.

[00:25:24]

Por qué? Porque hay mucha mala muerte. Porque. Pues. Pues porque hay mucha maldad. Pero primero conmigo. Yo no he tenido un contacto con fuerzas del orden directamente, porque además entiendo que por su sentido común y su lógica, pues no van a contar con un medio para estas cosas, porque además, con la cantidad de sinvergüenzas que van diciendo que bendicen y que luego encima van envenenando más a las pobres familias o les van metiendo más más morralla en la cabeza, eso sería un poco duro.

[00:25:51]

Pero yo, yo no he podido sentir eso. Si he podido sentir momentos de dolor y si he podido sentir cosas que claro, a mí también me hacen plantearme cosas que me hacen temblar un poco, porque como humano que eres, pues tú puedes sentir determinadas cosas y decir otras. Cuál es el límite de todo esto? Cuál es el punto? Qué es todo esto y para qué? No sé. En mi caso no ha habido ese contacto, o sea, no?

[00:26:19]

Y lo entiendo, lo entiendo. A veces creo que la policía tiene sus protocolos y tiene que llevarlos a cabo. Y es algo muy, muy serio como para a veces jugártela, digamos así. Porque no creo que haya nadie infalible y mucho menos un medio. Claro, porque es complicado.

[00:26:38]

Me imagino yo que esos mensajes que a ti te utilizan, como tu dices, de teléfono, no sé hasta qué punto es un mensaje exacto. Qué tal palabras, sino que igual de tú no lo puedes contar. Se mezcla una serie de sensaciones, de palabras, de imágenes y igual tienes que intentar interpretarlo o a veces te dan un mensaje clarísimo.

[00:27:01]

Mira, a veces te da mensajes muy claros y ya te digo, ya no es, no es que yo sea. Yo no tengo una consulta y no la voy a. No puedo, no debo ni quiero. Y no estoy todo el día con esto. Pero cuando en determinadas situaciones estamos con las investigaciones y te dan los mensajes, claro. Hubo una época en que yo me quedaba un poco, me daba vergüenza porque claro sea, tú das un mensaje y es como una de dos, o tu cerebro te dice vale, a ver, estás fabulando, te estás tirando un farol o estás efectuando un efecto placebo para las personas, para, para tranquilizarla o para decirles algo.

[00:27:36]

Pero cuando a veces te dicen cosas que resulta que son nombres, apellidos o fechas o datos muy concretos, que mira, yo siempre digo una cosa, siempre digo perdón si me meto donde no me llaman, vale? Porque yo no, yo no, no, no quiero ser ni un cotilla ni nada de eso. O sea, por eso intento siempre ser muy respetuoso con esto, porque además ya es bastante peliagudo y porque no puedes jugar con las personas que no puedes y porque sus circunstancias muchas veces son muy dolorosas.

[00:28:02]

Entonces, cuando te dan situaciones, o sea, tienen mensajes concretos y resulta que son así que yo sinceramente me quedo callado, me quedo callado, o sea porque no seré un imbécil si me dijese uy, qué bien, qué bien que he percibido esto, que no es 100 por ciento infalible. Al no ser un idiota, me he quedado callado. Sabes por qué? Porque. No es que empatiza con la situación, porque siempre tienes que poner un poco de distancia, porque tu tienes tu vida y no puedes, no puedes.

[00:28:31]

A veces el remedio que la enfermedad entonces es tienes que ser un poquito aséptico en esto, no? Pero luego cuando, cuando regreso a casa o cuando estoy pensando por la noche, pienso pues si les ha servido bien. Pero, pero siempre la elección es para ti, no para darte cuenta de que que la línea es muy delgada y que. Y sabes porque intento? No es que yo vaya de don Modesto ni nada. Pero sabes porque intento ser lo más sincero posible.

[00:28:58]

Porque muchas veces pienso en ese otro lado y digo qué pasaría si yo fuese ese ese espíritu? Qué pasaría si yo fuese ese que está pidiendo ayuda? O qué pasaría si yo fuese esa familia que está llorando? Porque? Porque su padre no está. Qué pasaría? Sabes qué pasaría entonces? No sé, es simple, complicado. A mi me da. Ahora que mencionas la familia, me gustaría como homenaje a tu madre y si tú quieres compartirlo con nosotros.

[00:29:23]

Qué fue lo que te dijo ella que te contara ese miedo? En plena adolescencia para decir pues yo quiero ser como soy.

[00:29:33]

Mostrarme y no ocultarlo era una. Una de las cosas más bonitas antes de que me dijese todo fue que una tarde, volviendo de casa de un amigo de mi amigo Chicho, que los dos éramos fanáticos de La Guerra de las Galaxias, pues nos intercambiamos muñecos y había unas promociones de muñecos pequeñines de La Guerra de las Galaxias que a nosotros también nos nos pasábamos y tal. Y claro, su padre trabajaba en la empresa donde les daban tantos muñecos, con lo cual yo estaba encantado porque volvía con muchísimos, acaba.

[00:30:02]

Entonces, volviendo por un parque muy pequeño, parque bosque, yo estaba volviendo para casa y de uno de uno de los rincones me salió una mujer pequeña, un poco andrajosa, que me asustó y me decía oye, ven, ven, ven. Y yo me asusté porque pensé que era una mujer que igual no me quería hacer daño y después yo tenía 14 años o algo así y me asusté. Y entonces algo me llamó la atención que me puse alerta.

[00:30:29]

Yo cuando era muy pequeña, siempre mi abuela y mi madre me decían que tenía que estar atento. Vale, si me me me repetían eso en el finiquito tienes que estar atento. Y en ese momento no sé por qué me vino eso a la cabeza. Tienes que estar atento. Entonces. Miré un poco y vi como ella se acercaba y había algo que no me cuadraba y había esa sensación como de AC. Como esa alarma interior que a veces tenemos cuando algo te dice no, no hagas esto, te lo dije con esa rotundidad.

[00:30:57]

Entonces empecé a irme. Comencé a caminar más rápido y miraba para atrás y me decía ven, ven, ven. Y me señalaba. Y entonces en un momento me dijo Dime, ya vendrá, ya vendrá, ya vendrá. Y comencé a correr llorando. Llegué a casa llorando y fue muy curioso porque cuando llegué entré por la cocina, pasé uno de los salones y tal. Subí las escaleras y me encontré a mi madre arriba con los brazos abiertos, que me abrazó y no me dijo nada.

[00:31:21]

Y entonces me dijo tranquilo, tranquilo. Y aquella tarde me yo estaba. Le conté lo que había pasado y me dijo tranquilo, que no pasa nada, que estás aquí en casa, que está todo bien. Sí, aquella tarde me dijo Mira, hijo, yo quiero que no te olvides de tres cosas, me dijo. Sé humilde, agradecido y no ser imprudente. Entonces yo me quedé un poquito así y tiempo después, cuando yo decidí que me venía para Madrid por varios motivos mágicos que yo tenía, que estábamos en Lima y aunque yo soy de Arequipa, pero tuvimos que ir a Lima para coger el vuelo internacional y tal.

[00:32:01]

Y entonces en Iberia se equivocaron y el vuelo tenía que salir a las doce del día, pero me pusieron en el billete, que era a las 12 de la noche. Total, llegamos al aeropuerto y tal y el vuelo no había. Entonces me dijeron bueno, que se lo damos al día siguiente y vale nada. Entonces fuimos a casa otra vez y me puse a hablar con mi madre y mi madre me volvió a decir eso. Me dijo pues que sea humilde, desagradecido, no seas imprudente.

[00:32:25]

Yo me quedé un poco, un poco así, porque además para mí fue muy importante, porque yo nunca, hasta ese día, hasta esa noche, le había dicho que la quería. Nunca lo había hecho. Fui tan torpe que nunca lo había hecho. Pero aquella noche lo hice a si se me abrió una puerta completa, completa con el paso del tiempo. Mi madre enfermó de un cáncer y fue. Yo estaba aquí en Madrid ya, y yo iba y venía, pero ya en los últimos, los últimos días, meses, ya ella estaba ya bastante malita.

[00:32:58]

Entonces yo tuve que ir que tiende el vuelo y ella ya estaba bastante grave. Y en el vuelo, que yo nunca me suelo quedar dormido. Pero resulta que me quedé dormido y vi que en el vuelo aparecía mi abuela con una tarta y detrás salía mi madre haciéndome la seña de Hola! Desperté y pensé en mi madre querida. Total, que efectivamente en ese momento había fallecido porque además tomé la hora, estaba asustado y resulta que había sido así.

[00:33:27]

Tal cual la llegué a Lima. Fuimos para Arequipa, se hizo en generación y recordé que ella me había pedido que cuando, cuando ella se fuese toda su ropa, la fracasemos del armario y que lo sirviese, lo regalasen con lo de nacemos como todos los de la casa. Entonces pues aquella tarde yo decidí que iba a sacar la ropa del armario y al empezar a sacar me encontré en el fondo varios post-it. Entonces me quedé un poco. Mira.

[00:34:02]

Esta es una muestra de que la vida sigue después de la vida. Sabes por qué? De repente, cuando metil el cuerpo al fondo del armario, saqué los fósiles y de repente vi que ponían. Te acuerdas cuando tenía siete años? Te pasó por esto? Te acuerdas cuando tenías 14 años y viendo la mujer te pasó por esto? Porque a mí y a tu mamá es celosa. Mi abuela nos pasaba. Te acuerdas cuando tuviste 18 y dije este señor te acuerdas cómo te pasó tal tal?

[00:34:23]

Takata tal era por eso, porque a mí también me había pasado y nunca, nunca te lo dije, porque no quería interferir, porque tú tenías que descubrirla y aprender. Y entonces en uno de los últimos me ponía eso. Pues hijito, sé humilde, agradecido, no seas imprudente. Entonces Sílvia, por eso es que, por eso es que no puedo, ni quiero, ni debo ser de otra manera. Por eso, y nos encanta como eres, como las has transmitido, la gente seguramente está encantada y encantada también estamos encantados, estamos en nosotros y la gente también estará encantada de ver y descubrir que hay y medio.

[00:34:59]

Sé cómo es tu caso y piden una pizza absolutamente normal, que tienen un pensamiento absolutamente normal, moderno y progresista. Yo creo que es muy bueno que la gente escuche esto para que se dé cuenta que en este mundillo hay caspa. Claro que la hay, pero hay gente como tú mal. Gracias, gracias, hombre, buena falta. Gracias. Además, sabes que pasa también que realmente hay mucha gente. Mira, a mí una cosa que me molesta muchísimo, que mucha gente a veces dice no, no, es que todos estos son los cantamañanas, todos esos vale, pues hay de todo.

[00:35:32]

Pero lo que me molesta mucho es la gente, por ejemplo, que se mete y dice no, es que es gente sin cultura y de repente se ríen de un savory de pueblo. Si cuando tú ves de repente hay gente de pueblo que tienen una sabiduría bestial porque la sabiduría no te la da un título universitario ni nada, o sea, la sabiduría te da lo que tú eres como persona y entonces descubres que realmente muchos de estos que te dicen esto es una tontería y luego te mandan un mensaje y te dicen oye, me puedes echar una mano?

[00:35:56]

Porque sé que me está pasando yo, es como pero lo hace nadie de tapadillo. Claro, claro. Y además te piden eso. Entonces dices vamos a ver, o sea, yo, yo soy muy y a mi mucha gente de estos medios digitales me han me han metido caña, o sea, tan enfadado conmigo porque estoy tirando piedras al gremio. Pero qué gremio, si yo no soy de ningún género. A mí lo que me gustaría y que me gusta, o sea, a mí me encanta la parapsicología, o sea, en el grupo de ETA yo estoy feliz.

[00:36:24]

Pero por qué? Porque investigo con ellos en Cuarto Milenio, porque investigo también y porque afortunadamente hay gente con la que yo estoy muy y me respetan mucho, me cuidan y porque es así, tal cual. O sea, no hay, no nos inventamos cosas porque eso es otra cosa. O sea, para qué te vas a inventar si no hay, no hay. Pero lo que sí es que a mí me encantaría. O sea, yo soy yo.

[00:36:43]

Me voy a Montserrat a ver si puedo ver ovnis, porque me encanta la ecología, me encanta la trans comunicación, me encantan muchas cosas. Por qué? Porque me gusta todo esto y porque afortunadamente desde pequeño comprendí que muchas veces buscamos la magia, buscamos lo especial y lo tenemos en la punta de la nariz, en la punta de la nariz. O sea, muchas veces decimos me encantaría ver un espíritu y siempre le digo pues mírate en el espejo, mira si tú sabes si es, si tú te has atrevido a vivir eso, que a lo mejor a otras personas les da bastante miedo.

[00:37:20]

Aldo Linares Mil gracias por estar con nosotros y por transmitirnos a nosotros, a los oyentes, lo que has aprendido y las las lecciones que da la vida, que son muchas y en este caso, en tu caso también. Las lecciones que da la vida y los muertos también es un proceso.

[00:37:38]

Sí. Muchas gracias, Bruno. Silvia y gracias a todos vosotros por confiar en mí. Y espero que todo sea propicio también. Un placer. Ojalá sea así. Gracias, Aldo. Muchas gracias, Acelerón.