Happy Scribe Logo

Transcript

Proofread by 0 readers
Proofread
[00:00:15]

Voy a contar una cosa. Hace como diez años o incluso más. Trabajaba en una editorial América Ibérica. Era director de una revista. Me tuve una pequeña pausa. Entonces se fumaba y salía a eso, a tomar, a fumar un cigarro. Pero al pasar por la puerta, la chica de recepción, que casi siempre el noventa y nueve coma nueve por ciento del tiempo estaba triste. Ese día estaba contenta y estaba porque estaba hablando con una chica que se encontraba de espaldas a mí.

[00:00:45]

Bueno, pues esa chica, esa chica que estaba poniendo contenta a esa persona, está ahora con nosotros.

[00:00:52]

Fiesta. Perder la cuenta, Voy a salir a buscar. Que hoy las estrellas se ven. Y luego subí arriba y esa chica que estaba de espaldas, Kennedy, pinchó otra cosa, estaba de espaldas, poniendo contenta a esa otra chica, estaba en la redacción. Había ido a otra publicación que se evitaba allí. Bueno, y nos conocimos. Y le conocéis, se la conocéis todos. Está aquí con nosotros, en Las Rosas. Entonces es semana tras semana contándonos cosas sobre lo que descubrió la ciencia, sobre lo que descubrir la psicología, sobre el comportamiento humano, sobre el comportamiento social.

[00:02:15]

Ella es remado Martínez, remado, mugrero. Buenas. Qué tal? Buenas noches.

[00:02:19]

Qué tal? Hola nena. Bueno, me llama la atención la manera que uno siempre rememora esa escena.

[00:02:26]

Ver a que que no es la primera vez que te lo digo, no? Si, pero es que si, si yo no es que pruebas, yo no te vi.

[00:02:32]

Osea yo estaba de espaldas fabricado que lo bebiste como me va a.

[00:02:36]

Yo no tengo memoria de esa escena al tercer ojo. De momento no lo tienes desarrollado, pero me parece me produce muchisima nostalgia. Es como muy entrañable la forma en la que lo relata, porque si que me acuerdo que ya cada vez que iba que eran pocas veces porque tenia que ir a Madrid, yo vivia en Alicante cada vez que iba a la redacción de esa editorial de donde estaba, esas revistas para las que yo escribía en ese momento todavía no escribía para historia, la verdad vieja sí que recuerdo que había una persona en la recepción, había una mujer allí tal que lo recuerda, pues por el motivo que sea, que a lo mejor pues siempre estaba triste o lo que sea, que yo tampoco lo sabía, eso ya sabe.

[00:03:12]

Sé que cada vez que iba a un sitio, en cualquier sitio que fuera, fuera, fuera el barrendero, fuera quien fuera, siempre me ponía a.

[00:03:25]

Y ahí sí que me acuerdo que salí a hablar con ella y que estábamos allí. Pues no sé, no sé, probablemente. Pero uno dice pues ese día no estaba Felicitas. No sé que le estaría preguntando, no me acuerdo de nada, pero sí que sé que hablaba con ella. Sí, yo tampoco me acuerdo.

[00:03:40]

Y evidentemente, Índios oía evidentemente que no eran las sensaciones lo que se permite, que a veces es mucho más importante que lo que se dice. Más importante que lo que se dice es lo que es. No siempre va de acuerdo en una cosa con otra.

[00:03:53]

No, no sé, pero. Pero bueno, que me gusta que lo recuerdes. Me gusta. Me gusta esa memoria, que te muevas. Y me gusta ese saber que había alguien ahí que eras tú. Pues dándote cuenta de esos detalles que para mí pasaban desapercibidos y que me lo contarás. Pues para mí era muy especial.

[00:04:11]

Fíjate. Yo soy una persona que marcó los libros, que lo subrayo. Hay gente que no lo hace, que dice que eso es un crimen. Yo. Yo lo hago. Los pintarrajeado mucho y uno de los que tengo más subrayados y más marcados no me lo invento a él, lo tengo aquí delante. Es un libro que se titula Neurociencias de la felicidad. La autora la conozco de algo y Mado Martínez S de Oberón y abriendo por cualquier página encuentro cosasa el subrayado ese, porque lo importante de un libro es que tenga mucho que subrayarse, porque cada cosa que dice en ese libro tiene que tomarse como un aprendizaje.

[00:04:47]

Yo soy, eh, nada de práctica, pero sí de mucha teoría. Nunca pongo en práctica absolutamente nada de lo que aprendo, de lo que sé, pero por lo menos lo sé. Y en este libro, abriéndolo por una página en la página 127, me encuentro una explicación tuya sobre el mundo de la sonrisa y cesi fuerzas, una sonrisa en tu rostro durante 20 segundos. Al final tu cerebro se lo cree. Puedes envolver un bolígrafo en posición horizontal.

[00:05:15]

Parece una chorrada de las gordas, pero funciona. También puedes ver vídeos graciosas, películas y series de televisión cómica. Estar atento a los chistes que pululan por la red. Viéndolo agradable, nos convertimos en agradables y e incorporamos eso. Somos lo que. Lo que dice la frase no somos lo que comemos. Pues también somos lo que vemos o somos lo que leemos. Tenemos que inspirarnos en lo positivo para ser positivos. Pues sí, porque realmente una sonrisa es gratis y no cuesta nada ser amable.

[00:05:49]

Y no cuesta nada ir a una recepción y sonreírle a esa persona, darle los buenos días, preguntarle cómo está y regalarle eso. Una sonrisa. Es que no cuesta nada. Y además las sonrisas nuevas cosas más contagiosas que existen en el mundo. O sea, es prácticamente imposible que tú llegues a un sitio o saludes a una persona. O sea, es amable, tenga su gesto y la sonrías que no te la devuelva.

[00:06:10]

Claro, pero tú sabes transmitir. Yo tengo una anécdota con con este libro, con el de neurociencia, de la de la felicidad, y es que fuese mi hijo. Ahora está encantado con la música y está muy con las guitarras y tal. Pues no, no, no es el caso contar, pero es cierto que al principio le costaba. Entonces yo le llevaba a clases de guitarra y en el ratito que estaba en el caso de guitarra, pues yo me aprovechaba y adelantaba cosas de trabajo y tal.

[00:06:36]

Y un buen día estábamos preparando la entrevista que íbamos a acerté de este libro y entonces yo pues por circunstancias cuando el termino me dejé el libro en el sitio donde yo me ponía que había, yo me tomaba mi cafetal. Bueno, pues quieres saber que cuando fui a buscar el libro se puso todo triste, toda triste la camarera porque ya.

[00:06:58]

Ay, qué pena que te lo lleves porque es que lo he empezado a leer y es que está fenomenal, eh? Y digo claro que está fenomenal. Digo, además vamos a entrevistar a la autora y por eso me llevo el libro fenomenal.

[00:07:15]

Y el chat de estas veces que dices se notaba perfectamente, según ya lo leías cuando tu la habías. Está escribiendo que había ahí una sintonía de empatía total con la persona que lo pudiera estar leyendo y entonces ya te digo, osea, era una anécdota de esas que dices pues mira qué momento pudo tener esta mujer para poder ojear que eran durante el tiempo de trabajo que lo tenía y a la espera por si alguien cogía y pedía ver para para recuperarlo no, pero para que veas lo que lo que consigues cuando haces las cosas de corazón.

[00:07:50]

PS La verdad es que ese libro fue terapéutico para mí y terapéutico para las personas que se lo odia. Se lo leyeron en algunos momentos, incluso algún compañero me dijo es que está incluso escrito a veces desde el punto de vista de misterio. Bueno, no llores, sigue siendo un libro de texto de de ciencia, de psicología, de, de, de felicidad, de neurociencia. Y bueno, pues me ha dado momentos muy bonitos, me ha dado anécdotas muy bonitas, conocer a personas encantadoras.

[00:08:20]

Y bueno, pues empezando por Silvia, por. 1 Por Juan José, por Manu, sabes? Por favor, por todos los compañeros de De la rosa de los vientos y toda la audiencia que que es maravillosa. Yo siempre digo que la audiencia de la Rosa de los Vientos es muy especial, porque realmente son personas con intereses extraordinarios en historia, en ciencia, en fenómenos inexplicables, en todas aquellas cosas que siembran curiosidad.

[00:08:47]

Y compartir todo eso con la gente es muy bonito.

[00:08:51]

Hay muchos caminos en tu vida que has escogido, pero la autopista fundamental es la de la antropología. Y qué significa la antropología para ti? Que el estudio del ser humano desde todas sus facetas, tanto históricas como vivas, como psicológicas, como de comportamiento de todo. No?

[00:09:11]

Pues a mí la antropología me ha cambiado la vida. Así, así lo digo, así de bestia.

[00:09:16]

Por qué? Bueno, pues sabes que mi vocación siempre ha sido la literatura. Escribir que yo estudié Filología, Maistre, Filología, literatura. Pues lo que a mí me gusta, mi pasión, es escribir. Pero pues siempre he tenido afán de conocimiento, de saber cosas, de historias, de antropología. Me llamaba muchísimo la atención, pues todo lo relacionado con otras culturas, con la sociedad, con con lo que es la psicología de la humanidad. Porque yo a la antropología la llamo eso, la psicología de la humanidad.

[00:09:44]

Y me puse a estudiar antropología. Y por qué cambió mi vida? Pues porque yo antes era muchísimo más prejuiciosa.

[00:09:51]

Es una cosa que te das cuenta cuando estudias antropología.

[00:09:53]

De todos modos, los prejuicios que tienes, porque realmente, pues hasta que no, no te pones a ahondar en una disciplina, en un área de conocimiento desde el punto de vista académico y realmente formarte y desarrollar e investigar y todas estas cosas. No te das cuenta de todo eso, no? Y qué me hizo a mí la antropología? Pues me hizo ser una persona muchísimo más abierta, más tolerante, que me cambió totalmente, me cambió ideas, me cambió prejuicios, me mmm.

[00:10:22]

Me abrió una ventana nueva de conocimiento.

[00:10:25]

Tal vez hoy sea un amado un poco menos crédula o menos inocente, pero también una persona más abierta, más tolerante y icón con otro, con otra perspectiva. Y creo que todo el mundo debería estudiar antropología. Yo tuve la suerte de que en el instituto donde yo estudiaba en Virgen del Remedio, en Alicante, la teníamos de optativa, ya estudiábamos antropología, aparte de filosofía y otras cosas, y ya sabía un poco, ya había degustado yo ahí el aperitivo de lo que iba a ser y realmente es que te cambia.

[00:10:59]

Y sí, sí, si todo el mundo estudias antropología, por lo menos unas bases mínimas en los institutos, creo yo, creo yo.

[00:11:07]

Pues viviríamos en una sociedad muchísimo más justa, más libre y más tolerante, pero sobretodo más inclusiva.

[00:11:13]

Tú eres y utilizando esa palabra libre. Yo siempre he pensado eso de ti. Mado es una persona libre, te sientes libre?

[00:11:23]

Me siento libre o libertad. O sea, no digo libre para hacer esto o hacerlo yo. Yo creo que es una sensación como la que con la que se despierta y se acuesta dice soy libre, no tengo ataduras, no tengo. Evidentemente todo el mundo tiene obligaciones, pero esas obligaciones no atrapen. Eso es lo difícil.

[00:11:41]

No me doy cuenta de que soy libre cuando a lo mejor personas que yo pienso madre mía, qué cárceles mentales tiene esa persona?

[00:11:49]

No, que a lo mejor no, no se atreva a desplegar sus alas porque tiene unas limitaciones mentales, unas cárceles mentales o unos prejuicios, ya sean psicológicos, sociales o del tipo que sea, que le impiden ser feliz y ser quien realmente es.

[00:12:03]

Y ahí es cuando yo me doy cuenta y valoro y aprecio, pues la libertad que yo tengo, no de de poderos haber sido siempre quien ha querido ser, sentirme bien y poder haber hecho siempre lo que he querido en esta vida a costa de sacrificios, lo he tenido siempre también claro. O sea, a esto es que he estado haciendo cosas que he notado que no eran lo mío, que no era lo que yo quería hacer o que he hecho.

[00:12:26]

Me da igual, aunque tenga que vivir de pan y agua tres meses, un año o lo que sea. Yo quiero seguir luchando y quiero seguir haciendo lo que siempre he querido, no? Era eso de estudiar, escribir y todas estas cosas que hacemos los fines de semana también en La Rosa de los vientos.

[00:12:41]

Pero eso que dices es muy importante, porque claro, ahora mismo quien siente que chica más simpática cómo transmite positividad, es una tía estupenda, la va fenomenal, escribe novelas, le dan premios, escribe sus artículos que tienen referencias en muchísimos sitios. Participa en el programa. Pero claro, todo esto tiene un trabajo arduo que tú has estado haciendo, que tú has estado primero arando para luego cosechar. Primero has estado sembrando, sembrando, sembrando. Porque tú en tu época juvenil también has tenido, pues lo que comentabas, tus prejuicios, tus demonios, hasta que has llegado a terminar de de.De de.

[00:13:23]

Ilusionar y desarrollar y defiende lo que estabas comentando. Yo hago esto, que es lo que creas y lo sigo teniendo. Porque yo creo que nunca acabas de luchar contra.

[00:13:34]

Contra tus monstruos. Y que además es que es bueno que la vida a veces te ponga delante del espejo para verte y para ver las cosas que no te gustan de ti misma o de ti mismo y tener la oportunidad de de cambiarlo, de salirte de determinadas dinámicas tóxicas o que no te hacen bien.

[00:13:53]

Ya no sólo a ti, sino a la gente con la que te rodeas o con la que te relacionas y. Y qué bonito es, qué bonito es poder seguir haciendo eso toda la vida y poder seguir aprendiendo de eso toda la vida, aunque pase como siempre pasa que digas ay, yo con 20 años has sabido esto, yo tengo 30 años, hubiera sabido al otro y así no vamos a perder toda la vida hoy y preguntándonos y si? Y si eso es la vida?

[00:14:20]

Preguntarnos qué pasaría si no hubiéramos hecho esto o si hubiéramos hecho lo otro? Por cierto, invado yo siempre he transmitiese cosas y los juntaba aquí en alguna ocasión. El hecho de eres una persona con valores y con formación urbanita y sin embargo estás en el mundo rural viviendo. Y cómo se combinan ambas cosas? Porque estamos en un momento en el cual la gente, por las circunstancias sociales que han existido, está dando ese tránsito.

[00:14:50]

Pues sí, yo sé que soy una persona muy cosmopolita, que viajo mucho, que voy aquí y allá, que me relaciono, que. Bueno, pues ya sabéis, no me conocéis, pero yo vivo en un pueblo y a veces he vivido en el campo, cosa que estoy deseando volver a hacer y realmente no sé como explicároslo.

[00:15:09]

Yo perdonadme Madrid, me encanta Madrid, me encantan todos los amigos que tengo en Madrid, pero cada vez que voy a Madrid me siento muy sola.

[00:15:16]

No sé por qué.

[00:15:17]

Vale, no sé por qué gente. La masa si es la gran soledad de las urbes y una de las grandes epidemias del siglo 21. No creen en las grandes urbes. La gente tiene una epidemia de soledad impresionante. No pasa en muchísimos lugares del mundo y es muy triste porque son los sitios que están llenos de gente que te encuentras un montón de gente en el metro, que te sientas en el metro y que nadie te mira, nadie te dice hola, nadie te dice buenos días.

[00:15:41]

Yo eso no lo he vivido nunca solo en las ciudades. Yo no sé. En un pueblo sales a la calle y pareces el Papa porque es verdad.

[00:15:49]

Vale, te saludo a todo el mundo.

[00:15:51]

Te da la mano a gente que nunca las he visto, pero te trata como si tuviera todos los días. Y lo hace porque es que te ven todos los raros. Y además, no sé, es como si tuviera alguna fuerza, porque eso, eso mismo nos invita algo a hacerlo. El mundo rural facilita eso por lo que sea. Es como que estar en ese mundo rural activa el interruptor de la sociabilidad.

[00:16:18]

Si las relaciones sociales te hace darte cuenta un poco de dependent de ese regalo tan bonito que es sentirte y formar parte de una comunidad, que es una palabra que yo creo que no usamos casi nunca comunidad sentido de la comunidad de pertenencia, de solidaridad, de cómo nos hemos portado aquí. En tiempos del coronà Virus, los agricultores se han lanzado todos los días con sus tractores a desinfectar, a fumigar, a parte de lo que ya estaba haciendo el amor o de lo que estaba haciendo el Ayuntamiento.

[00:16:48]

Pues de ver eso en directo vale de vivirlo, no de tener iniciativas.

[00:16:54]

A lo mejor ir al Ayuntamiento o a hablar con quien sea y ver eso reflejado en las calles es una cosa que a lo mejor en otros estratos o esferas más altas de la política o de ciudades, pues cuesta un poquito más percibir y se pierde un poco esa esa historia.

[00:17:10]

Y bueno, pues lo digo, me parece, me parece un poquito triste que la gente vaya a por el metro, ni se mire, ni se salude, ni se diga los buenos días de las buenas tardes, vaya cada uno a. No sé, no cuesta nada decir buenos días.

[00:17:24]

O sea que es más fuerte del Cid. Has visto más solidaridad en general, no entre la gente en estos momentos así un poco complicados, ves que es como que se muestran más de corazón.

[00:17:38]

La he visto, he visto organización, he visto a los tenderos, a las tiendas de barrio, a las que vendían en el mercado.

[00:17:47]

Los que vendían en el mercado los he visto organizarse, los he visto tener las tiendas abiertas por la mañana y hacer un esfuerzo sobrehumano. Los por las tardes para ir a repartir y llevar comida a domicilio a toda la gente mayor, todas las personas dependientes que no podían salir a comprar el ayuntamiento, organizar grupos de voluntarios aquí en la comarca, ponerse las empresas que tenían recursos y a gente que tenían impresoras a repartir prototipos para hacer epis, para ser respirable para lo que fuera.

[00:18:14]

Los he visto. Pues sin ánimo de lucro unos con otros. Hombro con hombro, eh? Pues es hora de portarse. Y eso ha sido muy bonito. También ves cosas feas. Pero me quedo con la parte bonita que gana, vamos de goleada a las malas, aunque hayamos podido ver de otros ámbitos.

[00:18:32]

Todo eso además lo enseña la antropología, que nos enseña cómo es la vida en comunidad para progresar. En definitiva, es eso, no progresar en mirar hacia adelante, mirar hacia delante pero a la vez que otros y mirar a los otros y no ser individuos, sino ser colectivos.

[00:18:49]

Sociología, antropología del padre de la sociología, que era de 1000, de urgent. Ya, ya hablaba de las, de las los distintos tipos de sociedades, las sociedades orgánicas y las sociedades mecánicas, como él las llamaba en ese momento.

[00:19:01]

Pero lo que venía Emile Durkheim a decir era que fuesen las pequeñas comunidades. Obviamente existen unos unos lazos de solidaridad muchísimo más fuertes, tan fuertes que incluso se influían en la tasa de suicidio. Porque odios como te vas a suicidar en una pequeña comunidad. Tú sabes lo que se te quiere. Que depende de ti. No sé los lazos que surgen. Le interesaba mucho la tasa social del suicidio.

[00:19:29]

Él estaba convencido de que no tenía tanto que ver con un trastorno o problema psicológico, sino con el barómetro social de esa cultura. Y estoy totalmente de acuerdo con con él. La sociedad, la cultura, los lazos de unión. Como sea esa sociedad, los niveles de libertad que puedas llegar a tener. Influyen mucho en la felicidad y bienestar de la población, de la ciudadanía, de los vecinos.

[00:19:56]

Sí, porque son los grandes males, no el tema de las depresiones y los suicidios, que nos da un poco a hablar a puro. No nos daba apuro hablar de ello. Porque no es una cosa agradable, pero es una cosa que hoy por hoy, en la sociedad actual cada vez está más con unos porcentajes mayores. Porque claro, entre lo que tú comentas, entre la soledad individual, sobretodo en las grandes urbes, más luego la presión social X que te hace como que te resulta complicado poder desarrollar lo que quisieras, o a veces como que te sientes etiquetado o te sientes señalado, pues crea ese tipo de frustración que llevado a un extremo, pues te terminas diciendo me quito de medio.

[00:20:38]

No, la verdad es que los datos de suicidio nos sabe mal hablarlos y nos produce reparos. Y todo eso son preocupantes, no están en ascenso, son un marcador de cómo está la sociedad en ese momento, pero a nivel ya social vale, pero también a nivel psicológico, en un plano global.

[00:20:57]

Y la depresión es una de las grandes epidemias de la sociedad occidental y según la Organización Mundial de la Salud, pues va en crecimiento. Entonces algo, algo pasa ahí, algo pasa ahí cuando estamos viviendo, promoviendo o educando a nuestros hijos. En una sociedad que a lo mejor nos está haciendo un poco de desgraciados, mejor tendríamos que reflexionar un poco sobre qué es lo importante y sobre qué es lo que realmente nos hace feliz.

[00:21:29]

A lo mejor no es llevar el último modelo de ello que sé que coche mueve ya.

[00:21:35]

Si el tema consumista o madrasa si y a través de la antropología es lo que al final a ti te derivó a el misterio en este tipo de búsqueda.

[00:21:49]

No, a mí el misterio creo que me hizo interesarme por temas también de antropología, aunque siempre me habían gustado un mundo de misterio. Para mí es como. Como. No sé como explicároslo. Creo que para mí el mundo del misterio es como volver a ser niña.

[00:22:05]

Vale, es como volver a entrar en las casas encantadas, abandonadas, aventurarse aquí y allá a ver si encuentras algo y salir corriendo.

[00:22:15]

No, esas cosas que hacíamos de pequeños. Yo creo que para mí el misterio ha sido un poco eso, para mí no, que deja ver que hay al otro lado de la puerta y todas esas cosas.

[00:22:26]

Con el paso de los años. Lo he dicho al principio, lo digo también ahora. Quizás soy menos crédula, un poco más escéptica. Tengo muchísimas más preguntas que las que tenía cuando cuando empecé a estudiar o a investigar temas de misterio.

[00:22:41]

Por qué? Pues simplemente porque yo que sé cualquier caso que os pueda poner, cualquier tema que haya investigado, como el tema de las experiencias cercanas a la muerte y que tanto me gusta y todo eso, pues porque cada vez que tú te haces una pregunta y guila respondes, te surgen mil preguntas más vale?

[00:22:56]

Y entonces tú vas a responder a mis preguntas más. Pero cada una de esas preguntas se te pone sobre la palestra otras mil quinientas preguntas más. Y al final, en vez de tener las cosas cada vez más claras, lo que tienes es cada vez más dudas. Vale, por eso yo, pues con los años he acabado siendo una persona que tiene cada vez más dudas y que pero precisamente por eso creo que por sobre esceso de querer saber y de buscar aquí y allá, de analizar esto y lo otro, no?

[00:23:23]

Sigue siendo un tema fascinante y me parece que es bonito que los seres humanos tengamos esa gran curiosidad por los grandes temas de la vida, que al fin y al cabo suelen ser siempre los mismos que hay más allá de la muerte.

[00:23:37]

Mucha de la gente que nos escucha tiene que saber que mató Martines. Nuestra colaboradora en Eureka ha estado viendo muchos sitios, en muchos países, en muchas grandes ciudades. Qué lecciones puede darnos a la gente de lo que te han enseñado en cada sitio?

[00:23:57]

Que la hospitalidad no tiene precio. O sea. No tiene precio. La hospitalidad es una cosa que que es muy humana y que debería practicarse. Más vale que España es un país maravilloso, por mucho que nos quejemos. Es un país maravilloso, extraordinario, que tenemos que aprender a apreciar muchísimo más y que relacionarse con gente de otros países, de otras culturas. Pues a lo mejor te hace darte cuenta de que somos más parecidos de los que nos pensamos y no somos tan diferentes al fin y al cabo, porque lo que queremos los seres humanos, así básicamente todos los seres humanos de este planeta, es que nos quieran.

[00:24:35]

Ay, ay, ay! Es verdad es que nos quieran y para que nos quieran. Pues hay que aprender a querer y pierdes, pues hay que saber recibir ese amor.

[00:24:43]

Amado Martín, ser como siempre un placer estar contigo, charrar, aprender, que nos llenes y nos corriesen de positividad. Se que hace falta siempre el 100 porciento del tiempo, pero tu haces que ese tiempo a quien eureka! Y en muchas cosas que nos cuentas hace que ese tiempo sea mejor. Por cierto, escuchamos una canción, no hemos comentado el comienzo. Es una canción que elegiste tú, una canción que se llama Dinamita. No sé porque se llama Dinamita, porque nos habla de gloria, de una cosa, eso es la gente de la que ya sé, lo sé porque más sea explosiva.

[00:25:17]

Por eso se llama dinamita. A que sí? Ya seguir tu zampado, Martínez.

[00:25:28]

Gracias. Voy a volverme loca, vestirme de fiesta y hacer la cuenta. La rosa de los vientos en Onda Cero.